Ana Laura Magaloni Kerpel / Fotografía del fracaso - 5 de Agosto de 2017 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 690680765

Ana Laura Magaloni Kerpel / Fotografía del fracaso

Autor:Ana Laura Magaloni Kerpel
 
EXTRACTO GRATUITO

Esta semana el INEGI hizo públicos los resultados de la primera Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (ENPOL 2016). Esta encuesta busca medir, entre otras cosas, la incidencia de la arbitrariedad y corrupción por parte de policías, MPs y jueces que padecieron los internos desde su arresto hasta su sentencia. La ENPOL aplicó la encuesta en todos los centros penitenciarios del país -municipales, estatales y federales- y tiene representatividad a nivel nacional y por entidad federativa. Nunca antes se había tenido una fotografía tan profunda y completa de la magnitud del fracaso que ha sido la supuesta implementación de la reforma penal en México.

Hace 17 años, la División de Estudios Jurídicos del CIDE, con el liderazgo de los profesores Marcelo Bergman y Elena Azaola, comenzó a levantar este tipo de encuestas. Con el apoyo de la Fundación Hewlett, el CIDE generó información muy similar a la de la ENPOL pero sólo para el entonces DF y el Estado de México. De 2000 a 2009 se levantaron tres encuestas, una cada tres años. Todas estas encuestas revelaban una sistemática violación a los derechos básicos de los imputados: altísimos porcentajes de detenciones arbitrarias, incomunicación de los detenidos, maltratos y abusos policiacos, indiferencia y pasividad de los jueces ante la arbitrariedad, y un largo etcétera. Estos datos fueron un insumo para la reforma penal de 2008, que se propuso, como uno de sus objetivos centrales, terminar con el modelo autoritario de persecución y enjuiciamiento penal. En ese momento era claro que los altos niveles de arbitrariedad con los que funcionaban las instituciones penales eran un indicador de su debilidad y explicaban en gran parte su ineficacia. Cuando policías y MPs tienen un cheque en blanco por parte de los jueces para violar sistemáticamente la ley, entonces la corrupción, la venta de impunidad y la asociación de policías y MPs con bandas delictivas se apoderan de esas instituciones. Y con ello el sistema penal en su conjunto se colapsa.

La ENPOL revela que la arbitrariedad y corrupción no han cambiado sustantivamente de 2000 hasta la fecha...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA