Aprenden a hablar después de infarto - 9 de Septiembre de 2012 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 396887786

Aprenden a hablar después de infarto

Autor:Georgina Montalvo
 
EXTRACTO GRATUITO

Roberto Fernández hablaba la mayor parte del día. Revisaba y cerraba acuerdos comerciales para un grupo editorial, comunicaba ideas y debatía sobre ellas hasta lograr los mejores tratos.

Ése era su nuevo trabajo desde hacía un mes. El viernes 6 de febrero de 2009, se levantó como todos los días, a las 6:00 de la mañana. Aún era invierno.

Salió de la cama con el ímpetu necesario para cerrar un día más de trabajo, pero su cuerpo no respondió. Cayó de inmediato al suelo sin saber por qué las piernas no le habían respondido. Intentó usar sus brazos para levantarse, y tampoco lo obedecieron. No sabía qué pasaba, pero conservó la calma.

Una, dos, tres veces quiso levantarse porque tenía frío. No sabe cuántos intentos hizo, pero lo logró cuando ya eran las 9:00 de la mañana. Debió hacer el mismo esfuerzo para cubrirse con la cobija, por lo que creyó absurdo intentar alcanzar el teléfono y pedir auxilio.

Así lo encontró su empleada doméstica casi al mediodía. Llamó a la madre de Roberto y lo llevaron al Hospital Español. El diagnóstico: un infarto cerebral que limitó el control de su movilidad, insensibilizó la mitad derecha de su cuerpo y dañó el área que regula el lenguaje oral y escrito.

A tres años del evento, Roberto se mueve por sí solo gracias a la rehabilitación física que aún mantiene, pues en los centros hospitalarios se le da prioridad sobre la recuperación de las habilidades de comunicación, considera Beatriz González Ortuño, neurolingüista especializada en afasia.

Afasia es el impedimento para comunicarse de forma oral o escrita que resulta de un infarto o tumor cerebral o un impacto fuerte en la cabeza.

"Pierden la capacidad de hablar, dejan de comunicarse, y eso los impacta emocionalmente", explica González Ortuño, fundadora de Vivir con Afasia.

La capacidad intelectual y la conciencia quedan casi intactas; pero pierden la habilidad para denominar, pronunciar y escribir.

REHABILITACIÓN

Tres años después del infarto, Roberto puede contar lo sucedido y cómo se ha recuperado.

Su caso es de éxito, entre otras cosas porque recibió terapia de lenguaje poco tiempo después del infarto cerebral, y desde entonces no la ha abandonado.

Los resultados de la terapia varían porque depende de la edad del paciente, su escolaridad, del sitio y la extensión de la lesión cerebral y la causa de ésta.

"Más que recuperar todas las habilidades de comunicación, se trata de darles calidad de vida cuando logran comunicar sus necesidades básicas", dice la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA