Aquí se bebió una taza - 7 de Noviembre de 2008 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 204239407

Aquí se bebió una taza

Autor:Berenice Andrade, Jaime Olvera, Mario Abner Colina y Myrna I. Martínez
 
EXTRACTO GRATUITO

Aunque las cifras oficiales dejan ver que los mexicanos no son ávidos consumidores de café, la Ciudad comienza a llenarse poco a poco de grandes y pequeñas cafeterías siempre ajetreadas.

Según datos del INEGI, México ocupa el lugar 23 como consumidor mundial, a pesar de ser el séptimo productor de grano en el mundo. Y mientras en Brasil, primer lugar en exportación, se consumen 4.5 kilos per cápita al año, o en Finlandia -que ni si quiera es productor- se consumen 11.3 kilos, en el País sólo se alcanzan 1.2 kilos.

Sin embargo eso ya es decir, porque en la última década, el consumo en el país se ha triplicado, y parece que va a la alza.

Cadenas como Starbucks pueden confirmarlo al haber inaugurado 118 sucursales sólo en el DF y el área metropolitana en cuestión de seis años solamente, mientras que la marca mexicana Café Punta del Cielo ha hecho lo propio y ya va por más de 30 en toda la Ciudad.

Todo esto sin contar los cientos y cientos de locales pequeños y medianos que no son parte de corporativos pero que se han conservado vivos por décadas, como el tradicional Jarocho de Coyoacán.

Será que los chilangos consumen más ambientes y servicios, y que los cafés han dejado de ser sólo expendios, para mutar en oficinas, centros de reunión, ludotecas, escenarios, foros culturales, librerías, y cuanta alternativa exista para satisfacer las necesidades de los diferentes perfiles de consumidor.

Lo que sí es que los defeños se pueden preciar de encabezar la lista de consumidores de todo México y de estar afinando también el paladar, así que para ellos hemos seleccionado medio centenar de cafeterías que responden a distintos gustos y necesidades.

Escoge una o de plano ármate un tour ahora que el frío va y viene. Termina esa lectura pendiente, ponte al día con tus amigos, haz la tarea, pon en marcha ese proyecto que te has prometido desde hace tanto, dale solución a los problemas del mundo, enamórate, desenamórate, ríete... así podrás decir al final y con todo gusto: aquí se bebió una taza.

CON LECTURA, OBRA PLÁSTICA O SHOW

Cafebrería El Péndulo

En El Péndulo convergen librería, centro de talleres, restaurante y foro artístico, ocupado, las más de las veces, por músicos de la talla de Fernando Delgadillo y Hernaldo Zúñiga. Sus platillos, de acento mexicano y oriental, han sido bautizados con nombres de grandes literatos (como las enchiladas Monsiváis). Su clientela dice que lo mejor son los desayunos de fin de semana, amenizados por algún cuarteto de cuerdas o algún virtuoso solista. Hay variedades de café para todos los gustos, desde americano hasta frapé, elaboradas con una afortunada mezcla de granos chiapanecos y veracruzanos, ideales para acompañarse con un panqué. Hay internet inalámbrico. Programación en www.pendulo.com

Nuevo León 115, Condesa, 5286-9496 / Alejandro Dumas 81, Polanco, 52804111 Hamburgo 126, Zona Rosa 5208-2327 Lu a Do de 8:00 a 23:00 / Consumo promedio $200.

El Chisme

Ubicado en una casona art Deco frente al parque México, El Chisme es ideal para el desayuno familiar, la comida de negocios o la cena con los amigos. Su amplia carta con sopas, crepas, pastas, carnes, fondues, pizzas y postres, se complementa con el café de Huatusco, Veracruz que se sirve en la sobremesa, en sus variedades calientes (americano, capuchino, espresso). Durante el día es restaurante y galería, y por las noches es bar y hasta centro espectáculos. Tiene internet inalámbrico y ofrece servicio de valet parking.

Av. México 111, Hipódromo Condesa, 5584-0032 / Lu a Do de 8:00 a las 00:00 / Consumo promedio $200.

Conejo Blanco

Es librería, galería y café. Aunque su mayor atractivo es una oferta literaria (a la venta) digna de satisfacer a cualquier devorador de libros, su cafetería bien merece una visita. Desayunos, sopas, ensaladas, pastas y exóticos postres artesanales, como el cremoso de queso con coulis de jamaica, se ofrecen desde una pizarra colgada en la pared. Sirve café orgánico de la Hacienda de San Antonio, en Colima, en pocas pero efectivas variedades. Alguna tonada de world music propicia el ambiente tranquilo, sin perder la onda chic-condechi. Hay internet inalámbrico y préstamo de revistas.

Amsterdam 67, Condesa, 5286-7430 Lu a Sá de 9:00 a 23:00; Do de 9:00 a 22:00 / Consumo promedio $150.

Café de la Mancha

Así le dicen sus asiduos al comedor de Un Lugar de la Mancha y Otro Lugar de la Mancha, cuya oferta literaria es pequeñita pero cumplidora. El restaurante ofrece una digna variedad de platillos de cocina internacional, y sus desayunos, bien completos y sabrosos, son de lo más socorrido en la zona. Su café, mezcla de cosechas mexicanas y colombianas, que se sirve en todas las variedades calientes, frías y hasta saborizadas, es uno de los favoritos de las señoras encopetadas de Polanco y alrededores. Los fumadores pueden pasar el rato en las mesas del jardín. El ambiente es familiar y de negocios. Hay internet inalámbrico. A la hora de la comida habrá que ser paciente con el servicio.

Un Lugar de la Mancha. Prado Norte 205, Lomas de Chapultepec, 5202-8048 / Otro Lugar de la Mancha. Esopo 11, Chapultepec Morales, 5280-4823 Lu a Do de 8:00 a 22:00 / Consumo promedio $150.

Café La Gloria

Este favorito de la Condesa tiene casi 14 años de historia. Fue uno de los primeros de la colonia en extenderse con 10 mesas hasta la calle, al mejor estilo de los cafés europeos. Propiedad de artistas plásticos, desde sus inicios atrajo a la crema y nata intelectual y bohemia del barrio. En La Gloria no sólo se puede degustar un buen platillo de cocina internacional, tomar un café o una chela, también se puede apreciar la obra plástica de algún artista emergente. El café oaxaqueño Finca Alta (americano, espresso y capuchino), acompañado por algún postre de temporada es ideal para la sobremesa. El ambiente es juvenil y ruidoso, cantantes callejeros y vendedores ambulantes incluidos. Por las noches ofrece servicio de bar. Tiene internet inalámbrico.

Vicente Suárez 41, Condesa, 5211-4185 Lu a Do de 13:00 a 00:00 / Consumo promedio $120.

Café Bagdad

En sus espacio se mezclan actores jóvenes que ensayan sus líneas y el público que hace tiempo para entrar a la próxima función de teatro. El gran atractivo de este lugar es su decoración de estilo mexicano con mesas coloridas y reproducciones de grandes obras pictóricas. Además de la pequeña biblioteca con todo y mesa para echar una partida de ajedrez, hay un pequeño escenario donde, a menudo, se ofrecen conciertos de jazz o se lee poesía. Cuenta con internet inalámbrico y si te gusta algo de la decoración, puedes llevártelo: todo está a la venta. La mezcla de la casa es elaborada con grano colombiano.

Centro Cultural Casa de Mora. Tonalá 261, Roma Sur, 5574-2170 / Lu a Sá de 16:00 a 22:00 / Consumo promedio $30.

La Pause

Aunque nació como cafetería hace cuatro años, La Pause ha ido adquiriendo facetas de restaurante, galería y hasta librería-biblioteca, todo dentro de una espaciosa casona en Coyoacán. Su apuesta es ofrecer un lugar tranquilo, de talante familiar (aunque acoge con frecuencia a personas mayores y parejas jóvenes que quieren desestresarse). Su famoso café de altura es traído desde Córdoba, Veracruz, y la estrella de su variada carta de postres son las tartaletas. Tiene internet inalámbrico y un hermoso jardín dispuesto con mesas para fumadores.

Francisco Sosa 287, Santa Catarina, 5658-6891 / Lu a Ju de 8:00 a 20:00; Vi y Sá de 8:00 a 23:00; Do de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA