Alejandra Barrales: 'Apasionada, obsesiva y un poco chiflada' - 21 de Octubre de 2001 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 81388548

Alejandra Barrales: 'Apasionada, obsesiva y un poco chiflada'

 
EXTRACTO GRATUITO

"En la escuela siempre fui la jefa de mi grupo", dice Alejandra Barrales. Es la secretaria general de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) e integrante de la dirigencia de la Unión Nacional de Trabajadores. La huelga que lideró en 1989 en contra de Aeroméxico, la colocó como personaje central del llamado nuevo sindicalismo.

Dada su personalidad y su presencia política, el año pasado el PAN y el PRD le propusieron ser candidata a una diputación. Aceptó la postulación perredista, y hoy se desempeña como diputada de la LVIII Legislatura.

Minutos antes de la entrevista, Alejandra Barrales participa en la mesa de trabajo sobre la política aeronáutica de Estado. Está sentada en el salón verde de la Cámara de Diputados y parece una colegiala: el pelo recogido en una cola de caballo, anteojos rectangulares de armazón negro a la mitad de la nariz y su mano que no para de tomar notas.

De niña solía cuidar que los niños más grandes no le pegaran a sus hermanos y, además, ayudaba a éstos con las tareas. Jugar a ser mamá, expresa, fue su primer cargo en la vida.

Sin embargo, Alejandra Barrales tenía un sueño. Tenía sólo siete años cuando viajó en avión a La Paz, Baja California Sur, en compañía de sus padres. Relata que le impresionó lo que hacían las sobrecargos y le gustó tanto verlas, que desde ese momento supo que de grande quería dedicarse a eso.

Era 1989, Barrales tenía 22 años y ya estaba dedicada a su gran sueño en las alturas, cuando Aeroméxico se declaró en bancarrota. Le pareció una injusticia que la empresa dejara a tanta gente en la calle y sin trabajo. "Me sentía impotente, ignorante, no sabía qué estaba pasando". Alejandra Barrales sabía que había un sindicato que estaba para proteger a los trabajadores, pero no conocía sus derechos, no conocía su contrato.

Decidió pilotear la nave que llevaría a los sobrecargos en un vuelo con destino a la defensa de sus derechos laborales. Apoyada por un grupo de compañeros, encabezó el movimiento de oposición dentro de ASSA, lo que culminó con su elección como secretaria de Prensa.

Como diputada, Barrales viste un traje...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA