Al borde del colapso - 13 de Marzo de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 259067830

Al borde del colapso

Autor:Octavio Ortega
 
EXTRACTO GRATUITO

Como cada tres años, el PRD encara un nuevo cambio de dirigencia nacional bajo el riesgo de fractura. Pero este año, la tensión entre corrientes, acumulada durante la dirigencia de Jesús Ortega, se mezcla con el conflicto generado por la posible alianza con el PAN en el Estado de México y pone en entredicho la unidad partidista en el año previo a la elección presidencial.

La convocatoria a la sesión del Consejo Nacional del próximo sábado, aprobada el 17 de diciembre pasado, prevé que el PRD elegirá presidencia, secretaría general, la comisión política nacional, el secretariado nacional, la mesa directiva y los integrantes de órganos autónomos, casi 50 cargos de dirección.

A seis días de la elección, las posiciones sobre quién debe dirigir al PRD se mantienen divididas en dos grandes bloques: los que buscan la permanencia del grupo de "Los Chuchos" y los que pugnan por entregar el control del partido al grupo de Andrés Manuel López Obrador.

Aunque se pensó que una elección con el voto de los consejeros nacionales eliminaría los riesgos de una fractura, en los hechos la división sigue latente. Con un método diferente, que buscaba evitar choques como los de 1999 y 2008 (cuando la elección abierta a todos los militantes derivó en acusaciones de fraude y conflicto interno), el perredismo revive añejas tensiones.

El listado de consejeros convocados para la Comisión Nacional Electoral del próximo sábado incluye 343 participantes; la convocatoria refiere que se necesita mayoría calificada, dos terceras partes de los votos, para ganar la presidencia y la secretaría general, es decir 228 votos.

En caso de no alcanzar la mayoría calificada la fórmula que obtenga el mayor número de votos gana la presidencia y la segunda obtiene la secretaría general.

Luego de que el ex gobernador de Michoacán Lázaro Cárdenas Batel declinara participar en el proceso, las corrientes se aprestaron a construir un acuerdo para repartir los cargos del Comité Ejecutivo Nacional, pero al cierre de esta edición aún no se concretaba dicho acuerdo. De hecho, algunos consejeros perreditas mencionaban aún la posibilidad de que se posponga la celebración del Consejo.

Otro factor que agrava las disputas es la ausencia de una mayoría. Según cálculos de las corrientes, Nueva Izquierda, de Jesús Ortega, cuenta con aproximadamente 100 votos, sus posibles aliados para esta elección, Alternativa Democrática Nacional, Foro Nuevo Sol e Izquierda Renovadora en Movimiento, rondan los 30 votos cada uno, por lo que en conjunto sumarían 190 votos.

En el otro grupo la corriente con más consejeros es Izquierda Democrática Nacional, encabezada por Dolores Padierna, que, también según cálculos internos, tendría entre 85 y 90 votos, y sus aliados, las corrientes del llamado G8, sumarían entre 45 y 50 votos. En total, las corrientes antagónicas a la actual dirigencia tendrían 140 consejeros.

Hasta el momento se han manejado los nombres de Jesús Zambrano, Dolores Padierna, Martha Dalia Gastélum, Armando Ríos Piter, Hortensia Aragón, Héctor Bautista, Javier González Garza y Alfonso Sánchez Anaya como posibles candidatos a la dirigencia. Pero, según la convocatoria, será hasta el día del Consejo cuando los candidatos se registren.

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA