Cabildeo: negocio de políticos - 6 de Noviembre de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 330447778

Cabildeo: negocio de políticos

Autor:Martha Martínez
 
EXTRACTO GRATUITO

A casi un año de que entró en vigor la nueva normatividad del Congreso en materia de cabildeo, esta práctica sigue llevándose a cabo sin controles, en absoluta opacidad y con la participación directa de ex legisladores y ex funcionarios públicos, quienes dirigen 21 de los 36 despachos que hacen lobbying en San Lázaro.

En diciembre del año pasado la Cámara de Diputados y el Senado de la República publicaron en el Diario Oficial de la Federación sus nuevos reglamentos internos, los cuales incluyen un capítulo referente al cabildeo, una industria que según datos del propio sector genera ganancias de 20 millones de dólares anualmente.

El de la Cámara alta consta de sólo dos artículos que establecen la obligación de los legisladores de informar por escrito a la Mesa Directiva sobre las actividades que los representantes de grupos de interés realizan ante ellos y prohíbe a los senadores y al personal de apoyo aceptar dádivas o pagos en efectivo o en especie.

El nuevo reglamento de la Cámara de Diputados incluye seis artículos que ordenan a los cabilderos portar un gafete que los identifique como tales; demanda a la Mesa Directiva desarrollar y hacer público un padrón que incluya sus nombres, los grupos que representan y las comisiones o áreas en las que desarrollarán sus actividades, e instruye a las comisiones a crear y hacer público un archivo con todos los documentos que les son entregados.

Políticos y cabilderos

En abril pasado la Cámara de Diputados dio a conocer el primer corte de su padrón de cabilderos. Según la Gaceta Parlamentaria, se inscribieron 554, de ellos 112 son independientes y 442 son personas inscritas por grupos de empresas con intereses en las industrias tabacalera, refresquera, cosmética, farmacéutica, editorial, telefónica y bancaria.

A ellos se suman los del gobierno federal, los de los gobiernos estatales y los que no se inscribieron en el padrón.

Entre los grupos que registraron cabilderos se encuentran 43 cámaras, asociaciones, confederaciones y empresas, 36 despachos y 2 organizaciones civiles.

Con 28 cabilderos, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) fue la que más representantes registró; le sigue la Cámara Internacional de Comercio capítulo México, con 22.

Enfoque analizó los perfiles de los 36 despachos registrados. El resultado muestra que al menos en 21 casos sus directivos y socios son ex legisladores, personas con cargos partidarios y ex funcionarios públicos, la mayoría de dependencias como la Presidencia de la República y las secretarías de Hacienda, Gobernación y Salud.

Un caso es el Grupo Estrategia Política, dirigido por el ex senador priista Gustavo Almaraz Montaño y del que es socia María Teresa Gómez Mont, hermana del ex secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, dos veces diputada federal panista y ex senadora suplente en la LVII Legislatura.

Otro caso es Afan Consultores Internacionales, empresa fundada y dirigida por Rubén Aguilar Valenzuela, ex portavoz de Vicente Fox. Entre los fundadores de la firma se encuentra también su hermano, Octavio Aguilar Valenzuela, quien fue oficial mayor de la Secretaría de Desarrollo Social y director corporativo de Administración de Pemex durante la pasada administración.

También figura Enlace de Servicios Especializados, dirigido por los políticos priistas del Distrito Federal Manuel Jiménez Guzmán y María del Rosario Elena Guerra Díaz.

En la lista está también Guerra Castellanos y Asociados, dirigido por el ex cónsul y ex director de información internacional de la Presidencia, Gabriel Guerra Castellanos, y su socio Vladimir Saldaña, ex coordinador de Documentación y Control de Gestión de la Secretaría de Gobernación y ex analista de la Presidencia.

Un caso que destaca es el de Sebastián Lerdo de Tejada, quien actualmente es diputado federal del PRI, pero que hasta hace unos años se dedicaba de lleno al cabildeo a través de su firma LTG Lobbying México, despacho que a la fecha ofrece "servicios de elaboración y promoción legislativa, impulso de iniciativas y negociaciones con sectores productivos".

Este despacho no fue registrado en el padrón de la Cámara de Diputados, y su página en internet no proporciona información sobre su cartera de clientes e incluso omite proporcionar datos sobre las personas que ahí laboran.

En cambio, el despacho de su primo, Fernando Lerdo de Tejada, ex vocero de Ernesto Zedillo y ex diputado federal priista, denominado Asesoría Estrategia Total, sí está registrado en San Lázaro y se promociona con la siguiente leyenda:

"Fernando Lerdo de Tejada dirige las actividades de cabildeo y comunicación mediante contactos de alto nivel con líderes parlamentarios, secretarios de Estado, gobernadores, altos representantes de los medios y líderes de opinión claves".

El caso Red Bull

Un caso paradigmático de despachos dirigidos por ex servidores públicos que laboran en San Lázaro, incluso sin registro, ocurrió apenas en septiembre pasado, cuando representantes de la empresa Red Bull sostuvieron reuniones con integrantes de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados con el objetivo de convencerlos de modificar la aplicación de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios a las bebidas energizantes.

Según informan los propios diputados, entre los cabilderos se encontraba el despacho Cabildeo y Comunicación, que dirige María Emilia Farías, diputada federal en la LIII Legislatura y senadora suplente de Enrique Jackson en la LIX...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA