CAPITANES - 28 de Mayo de 2014 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 512719730

CAPITANES

 
EXTRACTO GRATUITO

FABIO PARDO...

El capitán de Unilever en México y el Caribe afrontará en la región la reestructuración que el conglomerado de bienes de consumo haga en EU. La empresa vendió dos marcas de alimentos en ese país y anunció que se enfocará a la rentabilidad que le ofrecen líneas de mayor crecimiento, como Dove.

Castigo por Oceanografía

Ahora sí, después de varios meses de investigaciones, parece que ya habrá acción en el tema Oceanografía, de Amado Yáñez Osuna, quien se encuentra cómodamente arraigado en su casa de Acapulco, tras defraudar a Banamex.

En círculos jurídicos se comenta que el banco capitaneado por Javier Arrigunaga contactó ya a los ejecutivos y empleados que fueron despedidos por el caso Oceanografía para sugerirles que se consigan un buen abogado penalista.

Todo indica que la Procuraduría General de la República, al mando de Jesús Murillo Karam, prepara acusaciones por el delito previsto en el Artículo 112 de la Ley de Instituciones de Crédito.

Ahí se prevé un castigo que va de 8 a 15 de años de cárcel a funcionarios bancarios que otorguen créditos a sabiendas de que provocarán un quebranto, así como a los beneficiarios de dichos créditos.

Por el monto involucrado, 400 millones de dólares, el delito es grave y no permite libertad bajo fianza.

Uno de los argumentos de defensa podría ser que, para cuando todo llegaba al área de Banca Corporativa de Banamex, venía registrado como operaciones relacionadas con Pemex y no con Oceanografía, lo que aparentemente permitió evadir la revisión por parte de un Comité de Riesgo.

Eso eliminaría el elemento "a sabiendas" que prevé la ley y dejaría buena parte de la culpa del quebranto en Erick Cervantes Murillo, el ejecutivo de cuenta de una sucursal de Banamex en Villahermosa.

Además de Cervantes, la cargarían los empleados de Oceanografía que falsificaron las cuentas por cobrar y estimaciones de contratos con Pemex.

Veremos.

Oscura Realidad

Si alguien vio qué tan negro puede ser el panorama del petróleo, ese es el capitán de Pemex, Emilio Lozoya, quien en las últimas dos semanas

ha tenido que rendir malas cuentas.

Primero fueron las reservas petroleras, que cayeron en alrededor de 3 por ciento, según le reportó Lozoya a Mary Jo White, cabeza de la Security and Exchange Commission en Estados Unidos, la SEC.

En ese informe llamado 20-F, la paraestatal dijo que la tasa de restitución de reservas -de la que depende el futuro de la producción petrolera- también cayó en picada, de más de 100 por...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA