¡Qué carrera tan chiquita! - 28 de Febrero de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 257076722

¡Qué carrera tan chiquita!

Autor:Henia Prado
 
EXTRACTO GRATUITO

Hombro con hombro y en un trote al ritmo del redoble de tambores, civiles y militares se unieron ayer en la Primera Carrera Atlética "La Gran Fuerza de México".

Las instalaciones del Campo Militar 1-A en la Colonia Lomas Sotelo se convirtieron por algunas horas en un enorme museo en el que la población pudo apreciar centros de entrenamiento, vehículos de guerra, la cárcel militar y hasta las viviendas de los elementos castrenses.

A las 8:52 horas un disparo anuncia el inicio de la competencia en la Puerta 8, a un costado de la explanada Damián Carmona, adornada con la bandera de México y dos aviones militares.

La gente muestra emoción, entusiasmo y curiosidad, pero la mayor sorpresa es que cuatro batallones de Policía Militar, Paracaidistas, Guardias Presidenciales y Fuerzas Especiales, conformados por 30 elementos cada uno, también correrán.

Los corredores portan playera, tenis y gorra, mientras que en los contingentes de los batallones se lucen impecables botas lustradas con un peso de dos kilogramos y uniformes de manga larga pixeleados.

"¡Unos ya no pueden, otros van sufriendo, y yo sin novedad!, ¡ay qué carrera tan chiquita!, ¡ay qué carrera tan chiquita!.

"¡Sacrificio, con valores que yo llevo ante mí, y yo soy un militar que me llama la Patria, no me importa que surja la guerra, que el cañón me destruya si es así yo me voy a morir, no se me alarme comandante, ni teniente, que aquí llega Policía Militar!, ¡mucha fibra!, ¡mucha garra!", corean los militares mientras trotan a ritmo acelerado.

A esta hora de la mañana los rayos del sol, las pendientes y bajadas del campo militar provocan ya frentes sudorosas y mejillas rojas en los corredores, civiles y militares, pero el ánimo no desfallece.

Jóvenes, mujeres, niños y ancianos hacen todo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA