A la caza del lector joven - 13 de Julio de 2014 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 519406978

A la caza del lector joven

Autor:Beatriz De León
 
EXTRACTO GRATUITO

Durante un veraneo en la playa, en una librería escondida de Santa Clara del Mar, en Argentina, Guadalupe Parra conoció a Sergio Mendhoza y quiso saber todo de este personaje creado en México... primero, devoró la novela juvenil Siete esqueletos decapitados; después, no sólo quiso conseguir el resto de la saga, sino recorrer los pasos del detective en su propio escenario, el DF.

Al cumplir 15 años, Guadalupe no pidió una fiesta, la argentina prefirió como regalo emprender la travesía en busca de los lugares recreados por el escritor Antonio Malpica en sus novelas. La madre de Guadalupe organizó para la joven un encuentro sorpresa con el autor, quien la acompañó en su recorrido por la colonia Juárez, la Plaza Giordano Bruno y el café de Mendhoza. Esa tarde, autor, lectora y literatura compartieron la mesa.

-Cuando me vio llegar, se puso de mil colores; nos tomamos un cafecito donde cito a personajes; fue algo mágico, le comentaba a ella que sentía que era una especie de regalo del cielo, que no veo a nadie que haga eso -recuerda Malpica.

Para él, es como un milagro el que una niña argentina se haga de una novela en la última librería previsible de su país y persiga el mundo desencadenado por ese libro, pero lo ve como un caso aislado, algo que pocas veces sucede con un escritor mexicano.

Malpica, autor de alrededor de 30 libros y ganador de más de 15 premios, desconfía del fenómeno de la literatura juvenil, pues considera que más que inquietud autoral es un asunto editorial, en el cual son los escritores extranjeros los que dominan el mercado nacional.

Aunque en México se escribe, se publica y se consume cada vez más literatura juvenil, y algunos consideran que se vive un buen momento, en la batalla por los lectores el reto es lograr que los jóvenes queden atrapados por la lectura, no sólo por un fenómeno mediático, y arriesgarse por los escritores nacionales, no sólo apostar por los best sellers internacionales.

ABRIENDO CAMINO

Novelas, sagas, películas, ferias libreras, concursos y adolescentes ávidos de aventura, junto a un mercado con cada vez más autores, editores, ilustradores y títulos, conforman hoy el panorama editorial mexicano.

Tan sólo en noviembre, la 33 Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil, el evento librero más importante de su tipo en Latinoamérica, recibió 356 mil visitantes y alcanzó alrededor de 15 millones de pesos en ventas.

Y, según el reporte más reciente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), en 2012 fueron vendidos 3.9 millones de libros juveniles en el mercado y 600 mil para bibliotecas, lo que representó 327.7 millones de pesos.

Yeana González, de Ediciones B, señala que actualmente 6 de cada 10 libros que publica el sello en México son dirigidos al lector juvenil, con títulos como Hablando sola (2008), de Daniela Rivera Zacarías; Rockboy, de Armando Vega-Gil, o Bitch Doll, de Orfa Alarcón; de éstos, el más vendido es el de Rivera, una obra ilustrada que coloca 50 mil ejemplares al año desde su salida.

Para editorial Océano, su mayor éxito mexicano es la saga de El libro de los héroes, de Antonio Malpica. Hasta ahora, el sello ha publicado los tres primeros volúmenes de la serie: Siete esqueletos decapitados, Nocturno Belfegor y El llamado de la estirpe. Sin embargo, el récord de ventas de la editorial lo tiene la trilogía de Los juegos del hambre, de la estadounidense Suzanne Collins, con más de medio millón de ejemplares vendidos en México hasta ahora, seguida de Divergente, la trilogía de Veronica Roth.

Aunque siguen imperando las obras de autores extranjeros traducidas al español, Paulina de Aguinaco, de Océano Travesía, sostiene que cada vez hay más autores mexicanos que se dedican a escribir exclusivamente para jóvenes, o para niños y jóvenes.

Hoy, una nutrida generación de escritores nacionales figura en las librerías, obtiene premios, es traducida y, lo más importante, va ganando terreno en el gusto de los jóvenes.

Como muestra de una novela mexicana que rompe con los esquemas, destaca Loba (SM), de Verónica Murguía, que ganó el Premio Gran Angular en España, uno de los más importantes a nivel internacional.

-Loba es un libro que nos ha hecho mucho bien para abrir estos caminos, y que tuvo que ser reconocido en España -señala Laura Guerrero, investigadora y catedrática de la Ibero, autora de Posmodernidad en la literaturainfantil y juvenil.

LA MAGIA DEL BEST SELLER

Para los especialistas, el término "literatura juvenil" es vago y las fronteras son porosas; se le define lo mismo por temas que por rango de edad. Libros que explotan la fantasía, novelas de educación sentimental y aventuras protagonizadas por adolescentes son catalogados como juveniles.

En cuanto a rangos de edad, es más difícil la definición, los autores, generalmente, evitan etiquetar sus libros para niños o adolescentes, prefieren que sean los lectores los que elijan las historias de acuerdo con sus gustos; mientras algunas editoriales agrupan literatura infantil y juvenil en un solo paquete, otras se guían por el concepto Young Adults, que abarca de los 12 a los 25 años.

Sin embargo, los jóvenes, sin necesidad de etiquetas, han hecho suyos clásicos como El señor de los anillos, El Conde de Montecristo, Drácula, Alicia a través del espejo o La princesita.

La autora Juana Inés Dehesa ha señalado que la novela para adolescentes ya no es el cuentito que se puede leer en clase y deja un bonito mensaje; la buena novela contemporánea para jóvenes muerde, enoja, confronta, incomoda.

Hoy, el joven lector busca historias que lo provoquen y le ayuden a confrontar y comprender su realidad, pero con toques de aventura y romance. Por ejemplo, el fenómeno más reciente es Bajo la misma estrella, de John Green (Nube de Tinta), la historia de amor de dos adolescentes que enfrentan el cáncer; un libro que no sólo figura entre los más vendidos, sino que su versión fílmica es hoy un éxito de taquilla.

Las distopías o temas posapocalípticos también se han colocado en el gusto mexicano, y se han convertido en fenómeno de ventas libros como Divergente o Los juegos del hambre. Para las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA