Christopher Domínguez Michael / Decadencia y caída, de Gibbon - 21 de Julio de 2013 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 449931174

Christopher Domínguez Michael / Decadencia y caída, de Gibbon

Autor:Christopher Domínguez Michael
 
EXTRACTO GRATUITO

Atalanta, la casa editorial de Jacobo Siruela, ha publicado una nueva edición que no puede ser sino monumental de la Decadencia y caída del imperio romano (1776-1778), uno de los libros en verdad extraordinarios que se han escrito, aquel que merecería el siguiente párrafo de Borges: "Recorrer Decline and Fall es internarse y venturosamente perderse en una populosa novela, cuyos protagonistas son las generaciones humanas". Traducida y prologada por José Sánchez de León Menduiña, esta edición en dos tomos de mil 500 páginas cada uno, viene a sustituir a la benemérita versión que hiciese en 1842 el romántico José Mor de Fuentes, misma que Turner reimprimió como facsímil en 1984 y luego reeditó, revisada. Ésa fue la que yo leí y hasta encuaderné. El libro del inglés Edward Gibbon es famoso, entre sus casi infinitas virtudes, por sus notas a pie de página a menudo más provechosas, si cabe, que el texto principal. Sánchez de León Menduiña ha tomado la polémica decisión de omitir muchas de ellas, tornando, eso sí, más accesible esta obra cumbre de la historiografía (y de la literatura a secas) para los lectores, en español, del nuevo siglo.

Enseguida comparo unas líneas de la traducción de Mor de Fuentes con la nueva que nos ofrece Atalanta. Escojo al azar y caigo en el capítulo 23 sobre la religión del emperador Juliano: 1842: "Lastimado vino a quedar el concepto de Juliano con la mengua de apóstata, y el entusiasmo que nublaba sus prendas abultó la trascendencia efectiva o aparente de sus errores. Nuestra ignorancia parcial puede retratarlo como un monarca afilosofado, que se esmera en resguardar con igual ahínco los bandos religiosos del imperio, y amansar el fervor calenturiento que inflamaba los ánimos desde los edictos de Diocleciano hasta el destierro de Atanasio". (cap. XXIII, tomo III, p. 108)

2012: "El carácter del apóstata ha perjudicado la reputación de Juliano y el entusiasmo que nubló sus virtudes ha exagerado la magnitud de sus fallas. Nuestra parcial ignorancia puede representarle como un monarca filósofo, que se aplicaba a proteger, con mano equitativa, las facciones religiosas del imperio y a calmar la fiebre teológica que había inflamado los ánimos del pueblo desde los edictos de Diocleciano hasta el exilio de Atanasio". (cap. 23, tomo I, p. 871)

Presencia de Emilio Westphalen

Aparecieron casi simultáneamente dos libros del poeta peruano Emilio Adolfo Westphalen (Lima, 1911-2001), su correspondencia con el novelista José María...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA