'El ciclo del 68 ya acabó' - 16 de Septiembre de 2018 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 738559197

'El ciclo del 68 ya acabó'

Autor:Ernesto Núñez
 
EXTRACTO GRATUITO

"Que sean ellos mismos, y que no le hagan caso a nadie; ni a los partidos, en primer lugar, ni a los viejos del 68... empezando por mí". Es el único consejo que se atreve a dar Joel Ortega Juárez a los jóvenes del 2018.

Participante del movimiento estudiantil, testigo de la masacre del 2 de octubre, líder de la marcha del 71 reprimida con el famoso "Halconazo", economista y periodista, Joel Ortega Juárez (Ciudad de México, 1946) se autodefine como un "sobreviviente".

No sólo porque no estuvo entre los 58 civiles que murieron en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, o porque no murió entre los 44 jóvenes que cayeron el 10 de junio de 1971 (a pesar de encabezar el contingente de la Facultad de Economía y de que su nombre figurara en la lista de líderes estudiantiles que debían ser eliminados por Los Halcones), sino porque sobrevivió a esa época y a esa revolución que buscaba "el asalto al cielo".

En su condición de "superviviente", Ortega acaba de publicar un libro (Adiós al 68) con el que busca desmitificar aquel movimiento que -afirma- ha llegado a ser una lápida para las generaciones que le sucedieron.

"El primer objetivo es acabar con las mentiras y con las medias verdades, y quitar una lápida que yo creo que tiene la gente -sobre todo los jóvenes- de los viejos del 68, que están siempre, así como una lápida, sobre las espaldas de los muchachos", explica.

Para el autor, la vieja consigna "2 de octubre no se olvida" es una letanía religiosa sin sentido en la actualidad. Y, sin embargo, sabe que los jóvenes que han iniciado un movimiento por la democratización de la UNAM y la seguridad en sus planteles, llevarán esa consigna al frente de su marcha.

"No propongo olvidar el 68, estaría loco; simplemente, cerrar el ciclo", aclara el autor, quien lamenta que, hoy en día, algunos ex líderes de aquel movimiento, a sus 70 años, aún quieran encabezar esas marchas, e incluso participar en las asambleas de los actuales estudiantes.

En las conclusiones de su libro, Ortega Juárez lo escribe con mayor claridad:

A cinco décadas, el movimiento del 68 es historia. Nacional e internacionalmente es un parteaguas cultural y político de la segunda mitad del siglo XX.

La generación de esa época insólita está culminando su ciclo en este planeta.

No podía ser eternamente joven. Envejeció sin asumirlo.

En el planeta y en el país, hoy se encuentran nuevos e inéditos desafíos.

El pensamiento no puede tomar asiento. Es la hora de echar abajo todos los dogmas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA