Agenda Ciudadana / El César, Dios, el fundamentalismo y la guerra - 27 de Marzo de 2003 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 81943732

Agenda Ciudadana / El César, Dios, el fundamentalismo y la guerra

Autor:Lorenzo Meyer
 
EXTRACTO GRATUITO

Los motivos

Para la mente moderna y secular, las guerras de religión nunca debieron de haber tenido lugar y, en cualquier caso, a estas alturas deberían haber sido asumidas por todos como reliquias de un pasado indeseable. Desde esta perspectiva, no existe razón válida para destruir a quien no comparte la misma creencia religiosa. Y sin embargo, resulta que hoy estamos presenciando justamente el desarrollo de un conflicto muy complejo que, al menos parcialmente, está motivado por un choque de dogmas religiosos. Y si la irresponsabilidad de los líderes y la mala suerte nos acompañan, el conflicto puede continuar después de que los norteamericanos y sus aliados terminen con el régimen de Saddam Hussein en la antigua Babilonia.

La derecha cristiana que hoy ocupa los puestos de decisión más importantes en el gobierno norteamericano encabezado por George W. Bush, esgrime argumentos que son propios de la política secular para justificar su acción en Iraq, pero en el trasfondo mantiene razones de índole religiosa. Y aunque esos argumentos aparecen poco en su discurso público -no son muy bien recibidos por la opinión pública mundial-, se puede sostener que son parte importante en su actual conducta internacional. Por otro lado, los adversarios más conspicuos de la actual posición norteamericana en el Medio Oriente son los fundamentalistas islámicos, que abiertamente han justificado sus ataques a Estados Unidos y su política imperial por razones religiosas. Y así tenemos que al inicio del siglo XXI la guerra a escala mundial se torna una vez más una lucha entre credos y dogmas. Para los fundamentalistas en el amplio y ancho mundo del Islam, oponerse a Estados Unidos y a sus aliados en el mundo árabe, significa no sólo una opción sino una obligación. Por su parte, Estados Unidos pareciera estar dispuesto a responder con la misma moneda: no hace mucho el presidente Bush declaró que "los terroristas [islámicos] aborrecen el hecho de que... nosotros podamos adorar al Dios Todopoderoso de la manera en que lo deseamos" (Newsweek, 10 de marzo). Exploremos pues, las líneas generales del elemento religioso de este conflicto en el Medio Oriente y sus implicaciones.

Los del destino manifiesto

En el origen de los Estados Unidos está la colonización inglesa de la Nueva Inglaterra en los siglos XVI y XVII: las famosas 13 colonias. Y en ese origen hay tanto intereses políticos -detener la expansión española de América-, económicos -promover el lucrativo cultivo del tabaco en Virginia- como religiosos: "los Peregrinos" de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA