Colaborador Invitado / Seguridad y derechos humanos - 31 de Julio de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 308553110

Colaborador Invitado / Seguridad y derechos humanos

Autor:Colaborador Invitado
 
EXTRACTO GRATUITO

Juan Carlos Gutiérrez Contreras

Director general de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos A.C.

El actual debate sobre la Ley de Seguridad Nacional en la Cámara de Diputados y la reciente decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre la interpretación restrictiva del fuero militar son hechos relacionados. Por una parte, la iniciativa pretende superar la deficiencia de un marco constitucional y legal en el despliegue de más de 70 mil miembros de las Fuerzas Armadas en el combate a la delincuencia organizada, y de otra, la decisión de la SCJN, al estudiar la obligación de cumplir la sentencia del caso Radilla emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, restringe la interpretación al artículo 57 del Código de Justicia Militar, lo que permitirá juzgar a militares en tribunales civiles por violaciones a los derechos humanos.

El proyecto que discuten los diputados propone, entre otras cosas, la expansión de los supuestos de intervención de las Fuerzas Armadas en asuntos que por mandato constitucional corresponden exclusivamente a las autoridades civiles, la dotación de poderes de excepción sin decretar constitucionalmente una afectación a la seguridad interior y la extensión del fuero militar para cualquier delito que se cometa al tenor de dichas facultades. Si la iniciativa se aprobara en sus términos, se normalizaría la ruptura del orden constitucional, facultando a las Fuerzas Armadas a participar permanentemente en labores de seguridad pública, abriendo la puerta a mayores violaciones a los derechos humanos, las cuales alcanzan cifras escalofriantes durante la actual administración. Hasta el día 19 de julio de 2011, la Sedena acumula 5 mil 371 quejas ante la CNDH en su contra, dando como resultado 86 recomendaciones y ninguna condena o sanción emitida por jueces militares.

En ese marco, algunas opiniones pretenden orillar el debate a la siguiente fórmula: para desarrollar las labores de seguridad encomendadas a las Fuerzas Armadas, se requiere disciplina militar, y el fuero es el sustento de ésta. De esta forma, la persistencia del fuero militar para violaciones a los derechos humanos es una moneda de cambio, sin la cual las Fuerzas Armadas no podrían desarrollar adecuadamente sus labores, ubicándonos a unos y otros, de acuerdo a nuestra visión, en sus aliados o enemigos, y a favor o en contra de la estrategia de seguridad del gobierno federal.

Al respecto, vale la pena continuar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA