Corea del Norte: Desentraña el misterio - 27 de Agosto de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 314073094

Corea del Norte: Desentraña el misterio

Autor:David De Vleeschauwer y Debbie Pappyn
 
EXTRACTO GRATUITO

Para asombro de muchos viajeros, este país, que figura en la lista de lugares del "Eje del Mal", enemigo de Estados Unidos y las formas occidentales, es un destino turístico interesante que pocos se atreven siquiera a pensar como opción.

Por eso, nunca más justamente dicho, se trata de un destino exclusivísimo, al que sólo llegan 2 mil turistas anualmente.

El valiente que quiera conocer una de las últimas dinastías comunistas, y de paso volver a casa con anécdotas y fotos originales que nadie más podría haber tomado, debe colocar este destino a la cabeza de su lista de lugares para visitar, y reservar ya un boleto a Pyongyang, capital de la República Popular Democrática de Corea del Norte (RPDC).

Contrario a la fantasía del país malvado que muchos pudieran albergar en la imaginación, cualquier persona puede hacer el viaje: reservar no es ni complicado ni peligroso, e incluso es relativamente económico.

De hecho, viajar a Corea del Norte cae en la categoría de "Doom Tourism" (o Turismo de Fin del Mundo), un concepto creado por las guías internacionales de viaje Lonely Planet, que en esencia se refiere a que el viajero podría ser una de las últimas personas en visitar cierto lugar. Siempre son lugares a los que se busca ir antes de que sus atracciones turísticas, monumentos o culturas desaparezcan o cambien totalmente.

Pero, fuera de rollos, ¿cómo viaja un ciudadano occidental común y corriente a Corea del Norte?

La forma sencilla (y la única, en realidad) es a través de un operador de viajes especializado. La empresa británica Koryo Tours, por ejemplo, cumplió ya 10 años de llevar a turistas curiosos a Corea del Norte.

Los operadores te tramitan la visa, reservan el vuelo o tren desde Beijing hasta Pyongyang, y también se aseguran de que el viajero pueda descubrir el país de la mejor manera.

El fundador y gerente de Koryo Tours, Nick Bonner, ha levantado con éxito una esquina del velo que envuelve a esta misteriosa tierra gracias en gran parte a a las películas y documentales que ha realizado (a veces en colaboración con la BBC), ganadores de premios internacionales.

Bonner trabajó durante seis años en la famosa película The Game of Their Lives. Su cinta A State of Mind cuenta la historia de dos gimnastas norcoreanas que se entrenan para los impresionantes Juegos Masivos que se montan cada año en honor al Gran Líder (Kim Il Sung, padre ya fallecido del actual líder, Kim Jung Il).

Estas actuaciones casi extraterrestres fueron captadas en el legendario video musical "I Want More", del grupo de pop británico Faithless.

Más de 100 mil norcoreanos bailan durante estos eventos en la manera más sincronizada y alucinante. Para muchos viajeros, por supuesto, los Juegos Masivos norcoreanos son la razón principal de la visita.

¿Aún no estás convencido? Hicimos una exploración para contestar algunas preguntas frecuentes sobre las visitas a Corea del Norte.

Comienza la aventura

Un vuelo de hora y media, en un avión Tupolev de Air Koryo, la línea aérea nacional, te llevará de la ciudad de Beijing a Pyongyang.

Encontrarás una primera clase de ambiente chic vintage, hermosas sobrecargos con guantes blancos y lápiz labial rojo, una comida que rivaliza con las mejores aerolíneas europeas, y el Pyongyang Times, periódico norcoreano traducido al inglés.

Si tu vuelo es nocturno, no olvides pedir ventanilla, para comenzar a disfrutar del destino antes que nadie. La vista es espectacular: el lado chino del Río Yalu, que separa a China de Corea del Norte, luce iluminado y bullicioso, y el lado norcoreano, sumido en la oscuridad total.

Los pasajeros a bordo son principalmente visitantes y turistas, pero también algunos norcoreanos que son fácilmente identificables por el distintivo de rigor que portan, con la imagen del Gran Líder, Kim Il Sung.

Desde su retrato, el propio líder observa el Tupolev mientras aterriza en el aeropuerto internacional de Pyongyang.

El grupo de turistas internacionales sabe de antemano qué esperar, gracias a una sesión informativa en Beijing el día anterior. Las laptops, cámaras, lentes y videocámaras son permitidas. Lo único que uno tiene que entregar al guía del grupo en el tour es su teléfono celular.

Corea del Norte quiere evitar que tarjetas SIM extranjeras ingresen al país, pero al salir, los celulares son cortesmente devueltos.

Así que si necesitas urgentemente vacaciones libres de la moderna hipercomunicación, ya sabes bien a dónde dirigir la mirada.

Hospedaje de altura

¿Qué tal un espectacular hotel de 47 pisos coronado por un restaurante giratorio desde donde se puede admirar el horizonte de Pyongyang?

El Hotel Yanggakdo, ubicado en una isla en el Río Taedong, es famoso en la ciudad. Funciona en realidad como una especie de elegante Alcatraz para turistas occidentales, sin posibilidad de escape.

Quienes quieran celebrar su primera...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA