Declaran la guerra - 28 de Octubre de 2019 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 820698821

Declaran la guerra

Autor:Alfredo González
 
EXTRACTO GRATUITO

La ola de restricciones comerciales que imponen los mercados internacionales por la sobrecapacidad global de producción que genera China, llevó a la industria siderúrgica mexicana a apostar a más inversiones para rescatar el mercado doméstico mediante la sustitución de importaciones, y por encima de la conquista de nuevos mercados.

"Sin duda sería más factible enfocar la producción resultante de las recientes inversiones a la sustitución de importaciones en el mercado doméstico, en lugar de hacerlo a la búsqueda de nuevos mercados", afirma Máximo Vedoya, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero) y de la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero).

"Creo que eso es lo primero que tenemos que hacer ante un panorama de sobrecapacidad mundial".

Destaca que en la Asamblea General de la Asociación Mundial del Acero (Worldsteel), efectuada el 14 y 15 de octubre pasados, en Monterrey, los industriales hablaron mucho del exceso de capacidad y de la influencia de China, que produce la mitad del acero del mundo, mientras que México importa casi el 40 por ciento de los productos terminados.

De allí, el enfoque a conquistar el mercado doméstico.

"Es algo que tenemos que aprovechar para que la industria mexicana esté en capacidad de proveer y fabricar local o regionalmente estos materiales", asegura Vedoya.

"Fueron inversiones en una amplia gama de productos: planos y largos, en todos los casos muy enfocada a productos cada vez más sofisticados para poder acompañar y abastecer a otras industrias altamente exigentes, como la automotriz, autopartes, línea blanca, entre otras".

Las inversiones que el sector ha venido haciendo en los últimos 10 años, dice, son de aproximadamente 15 mil millones de dólares, muy enfocadas a modernizar la planta industrial y sustituir las importaciones.

Ésa es la respuesta de la industria siderúrgica ante una ola proteccionista, misma que propició desde el 2018 la imposición de aranceles de un 25 por ciento al acero en Estados Unidos, en Canadá y en la Unión Europea, contra las exportaciones desleales provenientes de países asiáticos como China, y otros como Rusia, Corea del Sur y Turquía.

"A raíz de esa competencia desleal, muchos países empezaron a poner protecciones para evitar el daño a sus industrias, porque esta industria es muy importante para el empleo y para la derrama económica de un país", confirma en un recorrido por su Centro Industrial en Pesquería, Nuevo León, César...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA