El 'delito' de fumar mariguana - 8 de Septiembre de 2013 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 458670994

El 'delito' de fumar mariguana

Autor:Carole Simonnet
 
EXTRACTO GRATUITO

Carlos compró mariguana por 25 pesos, unos 4 gramos, para fumar dos cigarros con un par de amigos. Tras consumir un cigarro fue detenido y remitido al Ministerio Público. Pasó 55 horas encerrado, su familia fue extorsionada para que no lo ficharan y, aunque pagó 4 mil pesos, fue consignado por delitos contra la salud en la modalidad de narcomenudeo.

Carlos vive en carne propia las consecuencias de una política pública contradictoria: en México es legal portar y consumir pequeñas dosis de droga (hasta 5 gramos de cannabis), pero su producción y distribución constituyen un delito.

El joven cuenta la historia de lo que le ocurrió apenas el pasado 18 de junio bajo el nombre ficticio de Carlos. Próximamente comparecerá ante un juez para aclarar su situación legal y teme a posibles represalias.

Su historia ya la relató ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), donde interpuso una queja. Si es declarado culpable, enfrentará una pena de 10 a 36 meses de prisión y el pago de una multa de hasta 80 días de salario mínimo. Si no le va tan mal, puede que el juez le conmute la pena por rehabilitación.

Carlos tiene 18 años. Mientras habla, su cuerpo flaco se mueve con agilidad en unos jeans azul claro, una playera blanca, un suéter negro y unos tenis de marca estadounidense. Lleva aretes plateados y un piercing en el labio inferior. Terminó la secundaria pero dejó sus estudios tras haber sido rechazado dos veces de la preparatoria y trabaja ahora en una tienda de autoservicio.

Al filo de las 15:30 horas del martes en que lo detuvieron, dos policías judiciales que venían en motocicleta lo confrontaron al salir de un parque de la delegación Coyoacán con dos amigos. Estaba a unas cuadras de la tiendita ilegal donde compraron la droga. Los tres jóvenes habían terminado de compartir un cigarro y tenían la mercancía sobrante en una bolsa escondida entre su ropa.

"A ver, vengan para acá, son sospechosos. Díganme: qué traen antes de que los revise", les señaló uno de los policías.

"Yo les dije que tenía una bolsita chiquita para dos cigarros de mariguana, que compramos por 25 pesos, y que ya habíamos usado antes, les pedimos chance y nos dijeron: 'A ver, ¿cuánto tienen?'. Y nada más teníamos 50 pesos", señala con la intención de recrear el diálogo con los policías, a quienes llama judas.

"No, con eso no me alcanza, por lo menos júntenme 100 por cada uno. No sé cómo le van a hacer, pero de ésta no se zafan", les respondió el mismo agente.

En los últimos cinco meses, los habían detenido otros policías en dos ocasiones, pero con una coo-peración "para el refresco" los dejaban seguir su camino. Esta vez la extorsión adquirió otra dimensión. Los policías rechazaron los 50 pesos, los llevaron a un juzgado cívico y los dejaron horas esperando en una camioneta; posteriormente soltaron a los compañeros de Carlos y a él lo llevaron ante un Ministerio Público.

La Ley General de Salud, reformada por Felipe Calderón en 2009 -en plena guerra contra el narcotráfico-, estipula que no se ejercitará acción penal contra los consumidores que poseen hasta 5 gramos, pero obliga a los policías a remitirlos al Ministerio Público para recomendarles programas de atención a adicciones. A la tercera detención, el tratamiento es obligatorio.

La reforma hizo también corresponsables a los estados y al Gobierno del Distrito Federal en la persecución del narcomenudeo porque si la cantidad de mariguana es inferior a 5 kilos, éstos son los encargados de conocer de los delitos y remitir a los involucrados ante ministerios públicos y jueces locales.

"Supe el martes por la noche que me habían plantado porque me lo dijo uno de los policías. Pero fue hasta el jueves por la noche que me sacaron bajo caución cuando me pidieron firmar una hoja para solicitar la rehabilitación", recuerda Carlos. Asegura que nunca le tomaron su declaración y sólo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA