Derechos humanos: largo y sinuoso camino - 22 de Mayo de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 277220099

Derechos humanos: largo y sinuoso camino

Autor:Ernesto Núñez
 
EXTRACTO GRATUITO

Más de ocho años después de haberse planteado la posibilidad de llevar a cabo una reforma constitucional en materia de derechos humanos, el proceso legislativo para hacerla realidad está a punto de concluir.

La reforma fue recomendada desde el 2003 en un diagnóstico elaborado por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México. "Reformar la Constitución para incorporar el concepto de derechos humanos como eje fundamental de la misma, y reconocer a los tratados de derechos humanos una jerarquía superior a los órdenes normativos federal y locales, con el señalamiento expreso de que todos los poderes públicos se someterán a dicho orden internacional cuando éste confiera mayor protección a las personas que la Constitución o los ordenamientos derivados de ella", se sugería en dicho documento.

En 2004, PAN, PRD, PRI, PT y PVEM presentaron iniciativas en esta materia y en el 2007 el Senado incorporó el tema al procesar la Ley para la Reforma del Estado en la Comisión Ejecutiva de Negociación y Construcción de Acuerdos (CENCA).

Después de un trabajo intenso de consulta con la participación de organizaciones y defensores de derechos humanos, la ruta para aprobar la reforma inició el 23 de abril del 2009, cuando la LX Legislatura de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen en el que se reformaban los artículos 1, 11, 33, 89 y 102 de la Constitución.

Casi un año después y ya en la LXI Legislatura, el 8 de abril del 2010 el Senado aprobó la minuta con modificaciones (además de los artículos reformados por los diputados, se añadieron reformas a los artículos 3, 15, 18, 29, 97 y 105), por lo que fue devuelta a la Cámara de Diputados.

El 15 de diciembre del 2010 se aprobó en la Cámara baja el nuevo dictamen hecho por los senadores, con nuevos ajustes importantes: se añadió la facultad de investigación a la Comisión Nacional de Derechos Humanos y se estableció la preferencia sexual como uno de los derechos humanos reconocidos en la Constitución.

La reforma levantó ámpulas en un sector del PAN, que entre enero y febrero promovió un debate al interior de esta bancada (mayoritaria en el Senado). Finalmente, el 8 de marzo del 2011 el Senado aprobó el dictamen en lo general por unanimidad, y sólo hubo algunas reservas de panistas en el artículo 1, en el que se establece que queda prohibida toda discriminación motivada por las preferencias sexuales.

Para evitar un tropiezo legal por la cantidad de veces en que esta reforma fue...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA