Dos visiones del acoso - 28 de Enero de 2018 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 701632669

Dos visiones del acoso

Autor:Martha Martínez
 
EXTRACTO GRATUITO

En un momento en el que el tema del acoso sexual en contra de las mujeres se debate a nivel mundial, activistas mexicanas exponen dos maneras de definirlo y combatirlo.

LUISA VELÁZQUEZ

'Ellas tienen la presunción de la verdad'

Combatir el acoso a las mujeres es prioritario para evitar más feminicidios, asegura Luisa Velázquez.

La activista, de 30 años de edad, advierte que una mujer que denuncia acoso en México es una víctima potencial de feminicidio; por ello, agrega, el debido proceso no debe ser el centro del debate.

Para ella, acoso es todo aquello que hace sentir a una persona socavada.

"Esas actitudes, comportamientos, frases que hacen sentir a una persona despojada de su cuerpo, podríamos considerarlas acoso. Y, ya analizándolo, probablemente encontremos que está basado en una relación histórica", indica.

Integrante del colectivo Ímpetu México, Luisa Velázquez señala que no existen diferencias entre coqueteo, piropos y acoso, pues tal como se conciben en la sociedad, son expresiones de la violencia de género y tienen como objetivo hacer sentir a las mujeres despojadas de su propio cuerpo.

"Podemos sentirnos muy bien con esa coquetería si nuestra vida está basada en esa legitimización del otro. Si me dicen bonita a lo mejor me siento bien, entonces lo agradezco, pero que me sienta bien con ese guapa o con ese linda de mi novio, de mi esposo, lo que tenga, con eso no desaparece la relación de apropiación sobre mi cuerpo. Yo diría que (coqueteo) es acoso, pero bien recibido por nosotras", indica.

La activista explica que aunque el acoso se siente en determinado momento, esto no significa que la violencia en contra de las mujeres no sea una constante.

"Hay elementos que nos hacen notarla, puede ser que sea un desconocido, puede ser el que se acercó y es un conocido y entonces nos hace notarlo, pero eso no quiere decir que hasta ese momento nos están violentando, quiere decir que hasta ese momento lo notamos", advierte.

Velázquez reconoce que es muy difícil judicializar el acoso; no obstante, considera que el debido proceso no debe ser el centro del debate. En su opinión, el testimonio de una mujer que denuncia acoso siempre debe ser dado por cierto, pues de ello depende que no se convierta en una víctima de feminicidio.

Señala que si bien debe haber una indagatoria, una acción prioritaria es establecer medidas de acompañamiento y protección para las mujeres que denuncian ser víctimas de este delito.

"No estamos en condiciones, en esta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA