El efecto nocivo de Mick Jagger - 23 de Marzo de 2014 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 499988898

El efecto nocivo de Mick Jagger

Autor:Katy Díaz
 
EXTRACTO GRATUITO

Por décadas, el septuagenario Mick Jagger ha sido idolatrado por las masas, pero por alguna extraña razón, sus novias y esposas no parecen ser mujeres satisfechas.

El lunes pasado, su novia desde el 2001, la diseñadora L'Wren Scott, decidió quitarse la vida en Manhattan.

Pero ella no es la primera mujer del líder de The Rolling Stones que desafía a la muerte, antes sus ex novias Chrissie Shrimpton y Marianne Faithfull también intentaron suicidarse.

1 SU PRIMER AMOR

Chrissie Shrimpton fue la primera novia formal de Mick Jagger. Se conocieron a principios de 1963, él tenía 19 años y era estudiante de la Escuela de Economía en Londres, ella tenía 17 y era secretaria. Su hermana mayor era Jean, la modelo en los años 60.

Al principio, él le pareció un hombre dulce y amoroso, pero con el paso del tiempo descubrió que era un tipo controlador e infiel. A esto se sumó que el grupo comenzó a tener mucho éxito y las infidelidades del rockero fueron en aumento.

En el libro "Mick Jagger", una biografía no autorizada escrita por Philip Norman, Chrissie recuerda que ella y Jagger vivían juntos en Harley House, Londres.

Él le había prometido que se casaría con ella. La joven había sido criada en una familia tradicional y su padre no estaba de acuerdo en que viviera con su novio, pero ella prefirió seguir al lado de Jagger y dejar de hablarse con su padre.

Los días de soledad se hicieron frecuentes para Chrissie, ya que el rockero se la pasaba de gira. Eso sí, a pesar de la distancia, la tenía muy controlada, sabía de todos sus pasos y la llamaba por la madrugada para cerciorarse de que estuviera en casa.

Luego de tres años de una relación difícil, Chrissie se enteró que su novio tenía un romance con la cantante Marianne Faithfull y, sumida en depresión, intentó quitarse la vida con una sobredosis de pastillas. Jagger la encontró todavía con vida.

Para evitar un escándalo, la envió al hospital St. George, en Hyde Park Corner, donde fue registrada con un nombre falso. Cuando estaba fuera de peligro, el cantante ordenó que la llevaran a una clínica privada en Hampstead, donde la tuvieron dopada la mayor parte del tiempo.

Finalmente la chica se pudo contactar con sus padres, quienes de inmediato fueron por ella. Luego de recuperarse al lado de su familia, Chrissie regresó a Harley House por algunas de sus pertenencias, pero ya no pudo acceder.

Meses después, Jagger fue a buscarla y ella aceptó pasar la noche con él, creía que lo podía recuperar, pero él sólo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA