Enfrenta rezago telepeaje - 3 de Marzo de 2014 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 495317690

Enfrenta rezago telepeaje

Autor:Alan Miranda
 
EXTRACTO GRATUITO

A diferencia de otros países, México tiene una baja penetración de los sistemas de telepeaje para autopistas de cuota, lo cual contribuye a que el tránsito sea lento y los usuarios pierdan más tiempo en sus traslados, de acuerdo con expertos.

Aunque la utilización de estos sistemas en las autopistas urbanas de la Ciudad de México es universal debido a que no existen otros medios de pago, fuera de las zonas metropolitanas su uso es comparativamente más pequeño.

Eduardo Gil, director comercial de Televía, la división de OHL que se encarga de proveer este servicio tanto en sus autopistas como en las de otros concesionarios, explicó que solamente 10 por ciento de los usuarios del Circuito Exterior Mexiquense utilizan los dispositivos de identificación vehicular, comúnmente conocidos como "tags".

En cambio, en los pocos caminos de cuota que existen en Estados Unidos, la proporción de vehículos que utilizan sistemas de cobro electrónico superan 60 por ciento, de acuerdo con Neil Gray, director de Asuntos Gubernamentales de la Asociación Internacional de Puentes, Túneles y Caminos de Cuota (IBTTA, por sus siglas en inglés).

La utilización de estos sistemas no es solamente una cuestión de estética, sino que pueden contribuir a aumentar la velocidad promedio de los caminos, coincidieron ambos expertos.

Un estudio del Instituto de Transporte de Texas indica que el cobro en efectivo permite atender aproximadamente 350 vehículos por hora; las máquinas receptoras de monedas aumentan esa capacidad 42.8 por ciento, pero los sistemas automatizados, hasta 242.8 por ciento.

Sin embargo, la mayor parte de los carriles de las autopistas de cuota en el País operan con cobro manual en la actualidad.

Para pasar, cada vehículo debe esperar a que un empleado recoja el dinero del peaje, le dé el cambio y levante la pluma que permite continuar con el recorrido.

En horas de baja intensidad, esto no representa un problema, porque la capacidad es suficiente. Sin embargo, cuando la afluencia vehicular es más elevada de lo habitual, surgen problemas.

Salir o regresar de la Ciudad de México por cualquiera de las autopistas en periodos vacacionales o fines de semana largos puede ser una pesadilla para los usuarios de automóviles debido a las largas filas que se registran justo en los puntos de entrada.

Un estudio publicado en 2011, por el Instituto Mexicano del Transporte con información de 2010, reveló que varias autopistas de cuota operadas por el órgano descentralizado...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA