Entrevista / Alexandr Solzhenitsyn / 'Ya no temo a la muerte' - 9 de Diciembre de 2007 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 202029783

Entrevista / Alexandr Solzhenitsyn / 'Ya no temo a la muerte'

Autor:Christian Neef y Matthias Schepp
 
EXTRACTO GRATUITO

El escritor ruso Alexandr Solzhenitsyn, quien a lo largo de su vida ha sufrido represión, pérdida de la libertad, y exilio, asegura que nunca actuó en contra de su conciencia.

En entrevista una de las pocas concedidas por el autor a lo largo de su carrera el Premio Nobel de Literatura 1970 habla de su posición como testigo de la turbulenta historia de Rusia, hace una puntual evaluación de los últimos gobernantes, y comparte su actitud ante la vida y la muerte.

"Ya no temo a la muerte", expresa el autor, quien el próximo martes llega a los 89 años. "Siento que es un hito natural en la existencia de una persona, pero de ningún modo el último".

Alexandr Isayevich, cuando llegamos lo encontramos trabajando. Parece que aún siente esa necesidad de trabajar, a pesar de que su salud no le permite andar por su casa. ¿De dónde obtiene su fortaleza?

Siempre he tenido ese empuje interno, desde que nací. Y siempre me he dedicado con mucho gusto al trabajo, al trabajo y a la lucha.

En su nuevo libro Mis años americanos, usted recuerda que solía escribir hasta cuando caminaba en el bosque.

Cuando estuve en el gulag, a veces, hasta escribía en muros de piedra. Solía escribir en pedazos de papel, luego memorizaba el contenido y los destruía.

¿Y esa fuerza no lo abandonó ni en momentos de gran desesperación?

Sí, con frecuencia pensaba: "Cualquiera que vaya a ser el resultado, que así sea". Y luego las cosas salían bien. Parece que algo bueno salió de eso.

No estoy seguro de que usted haya opinado lo mismo cuando en febrero de 1945 el servicio secreto militar arrestó al Capitán Solzhenitsyn en el este de Prusia. Porque, en sus cartas desde el frente, Solzhenitsyn se mostraba poco halagador con respecto a Stalin, y la sentencia por eso fue de ocho años en los campos de prisioneros.

Fue al sur de Wormditt. Acabábamos de separarnos de un bloqueo alemán y marchábamos hacia Königsberg (ahora Kaliningrado) cuando fui arrestado. Siempre me sentí optimista, me aferré a mis puntos de vista y fui guiado por ellos. Mis puntos de vista se desarrollaron con el paso del tiempo. Pero siempre he creído en lo que hice y nunca actué en contra de mi conciencia.

Su reciente obra de dos volúmenes, 200 años juntos, fue un intento por superar un tabú en contra de hablar de la historia en común de los rusos y los judíos. Estos dos volúmenes han provocado desconcierto principalmente en Occidente.

Usted dice que los judíos son la fuerza principal del capital global y que están entre los más destacados destructores de la burguesía. ¿Debemos concluir por su gran variedad de fuentes que los judíos tienen más responsabilidad que otros por el fracaso del experimento soviético?

Yo evito exactamente lo que implica su pregunta: no pido ningún tipo de cuenta o comparaciones entre la responsabilidad moral de un pueblo o de otro; además, excluyo completamente la idea de la responsabilidad de una nación hacia otra. Todo lo que pido es autorreflexión.

Usted puede encontrar la respuesta a su pregunta en el libro: "Todo pueblo debe responder moralmente por todo su pasado -incluyendo el pasado que es vergonzoso. ¿Responder por qué medios? Intentando comprender cómo se pudo permitir tal cosa. ¿Dónde está nuestro error en todo esto? Y, ¿podría suceder otra vez? Es en ese espíritu, específicamente, que correspondería al pueblo judío responder, tanto por los asesinos revolucionarios como por la gente dispuesta a servirles. No responder ante otros pueblos, sino ante sí mismo, ante la conciencia de uno y ante Dios. De la misma manera en que los rusos deben responder -por los pogroms, por esos despiadados campesinos incendiarios, por esos enloquecidos soldados revolucionarios, por esos marineros salvajes".

De todas sus obras, Archipiélago Gulag provocó la mayor resonancia. En este libro usted mostró la naturaleza de la dictadura soviética. Viendo hacia atrás, ¿puede decir en qué medida contribuyó a la derrota del comunismo en el mundo?

No debe hacerme esta pregunta a mí, un autor no puede dar tales evaluaciones.

Para parafrasear algo que usted dijo una vez, la historia oscura del siglo 20 tuvo que ser soportada por Rusia por el bien de la humanidad. ¿Han aprendido los rusos las lecciones de las dos revoluciones y sus consecuencias?

Parece que están empezando. Una gran cantidad de publicaciones y películas acerca de la historia del siglo 20 -aunque de calidad irregular- son evidencias de una creciente demanda. Recientemente, el canal de televisión Rusia, propiedad del Estado, transmitió una serie basada en la obra de Varlam Shalamov, mostrando la terrible y cruel verdad acerca de los campos de Stalin. No fue suavizada.

Y, por ejemplo, desde febrero me han sorprendido e impresionado los acalorados y largos debates a gran escala que ha provocado mi artículo escrito anteriormente y republicado ahora acerca de la Revolución de Febrero. Me complació ver la gran variedad de opiniones, incluyendo las que se oponen a la mía, ya que demuestran la impaciencia por comprender el pasado, sin el cual no podría haber un futuro significativo.

Occidente casi no sabe nada de la literatura rusa moderna. ¿Cuál es, en su opinión, la situación de la literatura rusa hoy en día?

Los periodos de cambios rápidos y fundamentales nunca fueron favorables para la literatura. Las obras significativas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA