Entrevista / Jesús Ramírez-Bermúdez / Con el alma en el diván - 7 de Noviembre de 2010 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 226251683

Entrevista / Jesús Ramírez-Bermúdez / Con el alma en el diván

Autor:Jesús Pacheco
 
EXTRACTO GRATUITO

La práctica de la neuropsiquiatría mostró a Jesús Ramírez-Bermúdez (Ciudad de México, 1973) que todas las certezas que tenía sobre los trastornos mentales eran falsas. Descubrió que ninguna herramienta teórica daba cuenta de manera definitiva sobre ese tipo de afecciones.

"Ni el psicoanálisis, ni la antropología, ni la sociología, ni las tesis existenciales de Ronald Laing, ni la visión trascendental de Jung, ni las herramientas actuales que vienen de las neurociencias cognitivas", dice en entrevista.

La mente se le reveló como un rompecabezas difícil de ensamblar, con unas piezas provenientes del mundo de la naturaleza y otras del mundo social, del mundo simbólico.

"Unas y otras se ensamblan para dar ese desarreglo del ser, como llama Francisco González Crussí a la enfermedad mental", explica. "Además, las herramientas que tenemos para conocer el cerebro no son las mismas que tenemos para conocer la mente; las que tenemos para conocer funciones que se pueden medir de manera objetiva, como la memoria, tampoco son las mismas que utilizamos para conocer la subjetividad, los sentimientos, las emociones, las fantasías, las ensoñaciones".

En la búsqueda de soluciones para ese rompecabezas formidable, acumuló experiencias, primero como estudiante, luego como investigador y más tarde como jefe de la Unidad de Neuropsiquiatría del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, cargo que hoy desempeña, experiencias que le fueron generando intuiciones que no estaban integradas al discurso científico de la medicina.

La práctica diaria le fue mostrando interrogantes para las cuales simplemente no había respuesta. Algunas veces eran dilemas éticos, otras veces preguntas por el trasfondo de la enfermedad.

"Aunque uno se detiene a hacer una lectura de los cánones científicos, muchas veces no encuentra la respuesta", explica. "En ese transcurso encontré la necesidad de plasmar ciertos casos por escrito a la manera de narraciones".

Esos relatos vinieron acompañados de reflexiones, a veces con una vertiente filosófica, otras científica, y siempre alimentadas de la literatura. La escritura de esos textos le permitió encontrar una dimensión más humana de la enfermedad, más allá de lo estrictamente técnico.

Hoy, algunas de las reflexiones que Jesús ha ido acumulando en más de 10 años de práctica médica llegan a nuestras manos en forma de libro. En Breve diccionario clínico del alma (Debate), que obtuvo el Premio José Revueltas 2009 para ensayo literario...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA