Ernesto Diezmartínez / La fea verdad de Joaquin Phoenix - 7 de Octubre de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 324063295

Ernesto Diezmartínez / La fea verdad de Joaquin Phoenix

Autor:Ernesto Diezmartínez
RESUMEN

CINE. Para esta autoparodia del mundo de la fama, el actor engañó a periodistas, público y compañeros

 
EXTRACTO GRATUITO

En el centro de Aún sigo aquí (I'm Still Here, EU, 2010), ópera prima (dizque) documental de Casey Affleck, está una trampa inevitable que, sospecho, provocó que la película fuera tan mal recibida por la mayoría de los críticos de cine en Estados Unidos.

Por un lado, es obvio para quien ve esta cinta que lo que está en pantalla es un falso documental: un violento pastelazo a las buenas costumbres, una ruda denuncia del mundo del espectáculo, una suerte de performance hipermasoquista hecho para molestar.

Vamos, el título de la casa productora es un guiño más que claro -Producciones "Nos van a Matar"- y, por si hubiera alguna duda, hay una güacarante escena escatológica que no puede ser verdadera.

Sin embargo, para que este falso documental (o "mockumentary") funcionara, durante su filmación había que engañar a periodistas, público, conductores de televisión, compañeros actores: es decir, al mundo entero. Y hay gente que se molesta cuando se le ve la cara de turista.

Para efectos prácticos, es lo de menos si este documental es la crónica real o ficticia de cómo el doblemente nominado al Óscar Joaquin Phoenix decidió retirarse de la actuación para convertirse en un torpísimo rapero llamado J.P.

Lo fascinante es todo el revuelo que causa a su alrededor -los titulares de la prensa de espectáculos, la cara de ¿juay-de-rito? de Mos Def al enterarse, el antológico programa con David Letterman, la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA