Escalera al cielo / Mudanza en el ensayo - 22 de Abril de 2012 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 366053670

Escalera al cielo / Mudanza en el ensayo

Autor:Sergio González Rodríguez
 
EXTRACTO GRATUITO

Esto que usted lee, no es un texto.

Es una obra de arte.

Tal enunciado, que anticipa un metalenguaje estético, una forma de traducción y un modelo de interrelaciones a partir de las diferencias entre sentido y sin sentido, se ha vuelto un dispositivo creador inherente a las transformaciones culturales de la ultracontemporaneidad.

Nada raro que en el contexto actual una escritora publique su primer libro bajo una pesquisa personal-artística-literaria que la lleva a tramar un ensayo donde reflexiona y ahonda sobre aquellas connotaciones bajo el examen de algunos expedientes: 1) un rasgo fisiológico (ambliopía: ojo perezoso o vago) que se desdoblará en atributo de imaginación sesgada; 2) la papiroflexia abstracta sobre el espacio urbano del poeta y artista Vito Acconci; 3) la poesía conceptual del mexicano Ulises Carrión, que terminará en la evaporación de todo sentido; 4) las correspondencias entre la artista, escritora, fotógrafa y cineasta Sophie Calle y el escritor Paul Auster; 5) la "burocracia de la nada" del artista Marcel Broodthaers; 5) la poesía onomatopéyica de Öyvind Fahlström ("splash.snack.spang.scratch"...); 6) la ambidestreza (la escritura zurda y derecha) como signo de cambio continuo. Éste es el caso de Verónica Gerber Bicecci (1981) con su libro/maleta titulado Mudanza (Ditoria, 2012), que deja atrás el propósito de excentricidad o heterodoxia de sus examinados para verterse en un cumplimiento reflexivo y autorreflexivo: algo tan íntimo como inmaterial.

Libro/maleta porque contiene el conjunto de las motivaciones y hasta manías que la artista-escritora lleva consigo y a través de las que consuma su obra. Distante de la emotividad atribuida a la escritura de mujeres, o al escrutinio del cuerpo deseante-sufriente en tanto palimpsesto de una condición marginal y patética, ambas prácticas repetitivas de escritoras de generaciones previas, Gerber Bicecci desarrolla un poderoso análisis de cómo se puede leer la tradición del arte conceptual en sus traslados artísticos y literarios para construir un texto de enorme riqueza, que marca un distingo decisivo en la escritura del ensayo mexicano de los últimos años.

Aquello implica una dirección tan singular como tangencial que anticipó el libro de Valeria Luiselli (1983) Papeles falsos (Sexto Piso, 2010) y reafirma la escritura múltiple de Aura Estrada, Gabriela Jáuregui, Laureana Toledo y Mónica de la Torre en Taller de taquimecanografía (Tumbona, 2012). Gerber Bicecci emprende una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA