Estrategias contra Covid-19 en México - 29 de Marzo de 2020 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 842477848

Estrategias contra Covid-19 en México

Autor:Dra. Elisa Pineda
 
EXTRACTO GRATUITO

Dra. Elisa Pineda

Eepidemióloga y experta en salud pública por la University College London. Actualmente trabaja en el Imperial College London en la Escuela de Salud Pública y The Centre for Health Economics and Policy Innovation (CHEPI).

Vienen tiempos difíciles para México y tanto gobierno como población debemos trabajar en conjunto y estar preparados con la mejor información científica al momento. En este artículo presentaré la efectividad de estrategias e intervenciones que los gobiernos pueden acatar para disminuir el impacto de transmisión.

IMPACTO DE ACCIONES NO FARMACÉUTICAS PARA REDUCIR MORTALIDAD Y SOBRECARGA AL SISTEMA DE SALUD POR COVID-19.

La Universidad de Imperial College London, en el Reino Unido, ha analizado la efectividad de dos estrategias para lidiar con la amenaza de Covid-19: 1) Mitigación y 2) Contención. Estas dos estrategias fueron diseñadas de acuerdo con modelos epidemiológicos utilizando los datos disponibles y más recientes de la enfermedad.

La diferencia de estas estrategias es que utilizan acciones de salud pública de diferentes maneras. Imperial College también estudió cómo impactan estas acciones de salud pública en la prevención de transmisión de Covid-19.

La implementación de las acciones de salud pública, o también llamadas intervenciones no farmacológicas, ya que aún no existe una vacuna o medicamento específico para Covid-19, puede ser excelente en teoría, pero su efectividad dependerá de cómo la gente acate y responda a las medidas de prevención. Esto puede variar entre regiones de acuerdo con varios factores tales como edad, género, nivel socioeconómico, nivel de educación y capacidad para llevar a cabo estas medidas preventivas.

¿QUÉ ACCIONES DE SALUD PÚBLICA SE PUEDEN APLICAR PARA LA PREVENCIÓN DE COVID-19?

  1. Aislamiento de casos infectados en casa. Los casos identificados se quedan en casa por lo menos 7 días. Se estima que esta medida reduce el contacto, y por ende el posible contagio a otras personas fuera de casa hasta un 75%.

  2. Cuarentena voluntaria. Cuando se identifica un caso sintomático, la cuarentena se aplica al caso y todos los miembros de ese hogar por 14 días. Aunque la exposición entre miembros del hogar aumenta, el riesgo a contagio fuera de casa se estima que se reduce a 75%.

  3. Distanciamiento social de aquellos con mayor riesgo. Reduce contacto hasta 50% en lugares de trabajo y se estima que incrementa el contacto en casa por 25% y se reduce fuera de casa por 75%.

  4. Distanciamiento social de toda la población. Los hogares disminuyen contacto fuera del hogar, escuela y lugar de trabajo por 75%. La tasa de contacto en lugares de trabajo disminuye por 25% y dentro de casa aumenta a 25%.

  5. Cierre de escuelas y universidades. El modelo estadístico implica que se cierren todas las escuelas y 25% de las universidades permanecen abiertas (por investigación relacionada a Covid-19). La tasa de contacto aumenta 50% en el hogar para familias con estudiantes. El contacto en la comunidad aumenta 25% durante el cierre de escuelas.

Todas estas acciones de salud pública tienen como objetivo disminuir o evitar que el virus sea transmitido entre personas.

De acuerdo al Reporte 11 de Imperial College London los datos más recientes en China indican que un mayor movimiento entre personas, por ejemplo, utilizando transporte urbano, en el área de trabajo, escuela, lugares públicos o eventos, está asociado a un mayor contagio de casos por transmisión comunitaria.

ENTONCES, ¿QUÉ ESTRATEGIAS, BASADAS EN EVIDENCIA ACTUAL, PUEDE UTILIZAR MÉXICO AL MOMENTO?

Una posible estrategia es la "mitigación" y otra es la "contención".

Al momento no existen modelos que ejemplifiquen la efectividad de estas estrategias en México o países de medio ingreso. Los modelos matemáticos aquí analizados solo han sido estudiados en países de alto ingreso, incluyendo el Reino Unido y Estados Unidos.

La efectividad de las estrategias se ha medido determinando el número de camas de cuidado intensivo que serían necesarias de acuerdo con cada intervención y estrategia.

Según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) en el 2018 había 895 unidades de cuidados intensivos para adultos, 785 áreas de aislamiento, 1,749 camas para cuidado intensivo, 1,201 camas para cuidado intermedio y un total de 33,630 camas censables en el país. Considerando que, según el Banco Mundial, en el 2017, México tenía una población total de 129.2 millones de habitantes, México cuenta con 1.35 camas aproximadamente por cada 100,000 habitantes. En comparación, Italia cuenta con 2.5 camas por cada 100,000 habitantes. De acuerdo con el último diagnóstico de existencia de equipos e insumos en Servicios Estatales de Salud, hasta el 19 de marzo de 2020, se contaba con 2,053 ventiladores. Si 1% de la población, equivalente a más de un millón de personas, requiriera hospitalización y cuidados intensivos por Covid-19 se pondría un peso abrumador en los sistemas de salud en México lo cual pondría en mayor riesgo a la población en general. Para evitar la sobrecarga de los sistemas de salud y una mortalidad elevada en el país, debemos reforzar las medidaas de prevención que en este artículo se discuten.

FIGURA 4. Total de camas de cuidado crítico en México por cada 1,000 habitantes

La efectividad de estas medidas en México dependerá de su combinación y de cómo las acaten el gobierno y su poblacióón.

1) Mitigación

¿QUÉ ES?

La mitigación se enfocaría en disminuir y retrasar, pero no detener, la dispersión de la enfermedad. Es permitir que suceda...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA