EL EURO: Euforia y escepticismo - 7 de Enero de 2000 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 80884675

EL EURO: Euforia y escepticismo

Autor:Gabriela Frías
 
EXTRACTO GRATUITO

El balance de los economistas sobre el primer año del euro es positivo, no obstante el desaliento de algunos por su debilitamiento en los mercados cambiarios. Y es que su despegue inicial el 4 de enero, que llevó la cotización a un nivel de 1.18 dólares por euro, desató elevadas expectativas que se tradujeron en desánimo por su deslizamiento cercano a la paridad uno a uno frente al billete verde en más de una ocasión.

El hecho valió, en repetidas ocasiones, comentarios de diversos funcionarios europeos, asegurando que la baja en el valor del euro es momentánea.

Otros, como Pedro Solves, comisionado de la Unión Europea para la política monetaria, han reconocido que la caída en el valor del euro tiene una justificación, las expectativas demasiado elevadas que prevalecieron luego de su lanzamiento.

"El euro ha sido un éxito, pero probablemente esperábamos demasiado", dijo Solves entonces.

Su visión coincide con la de algunos analistas.

"Es claro que con el entusiasmo hacia el euro vimos mucha euforia y actualmente, que tenemos una moneda más débil, se observa cierto grado de escepticismo; la gente busca encontrar explicaciones ante el bajo nivel", explicó Valerie Plagnol, estratega en jefe de Credit Commerciale de France (CCF).

Buen 1999.

Pero más allá de este aspecto, el consenso entre los analistas es que 1999 resultó un año positivo para la moneda europea.

"Si examinamos la historia de este año, el euro despegó en un nivel de 1.18 dólares, deslizándose a la baja hacia julio, cuando estuvimos cerca de la paridad uno a uno frente al dólar, un poco más arriba de lo que vimos durante diciembre", recordó Plagnol.

A lo largo del verano y hacia finales de octubre la paridad de llegó a 1.04, con un máximo de 1.09 para mediados de octubre, un deslizamiento al alza "bastante agradable", agregó.

El fuerte crecimiento de la economía estadounidense frente a una Europa en desaceleración propició mayor confianza en favor del dólar.

"En el tercer trimestre del año vimos en Estados Unidos un crecimiento económico de 5.5 por ciento, y aunque Francia reportó un crecimiento anual de 3.5 por ciento en el mismo trimestre, fue muy bajo comparado con aquel", detalló la estratega de CCF en entrevista.

Jim McCormick, estratega de divisas de JP Morgan coincide con esta opinión.

"Sobre una base cíclica, no ha sido un buen año para el euro. Casi desde principios de 1999 tuvimos bastantes noticias desalentadoras sobre el desempeño económico de Europa, mientras que en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA