Exploran Magdala expertos mexicanos - 8 de Diciembre de 2010 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 231724307

Exploran Magdala expertos mexicanos

Autor:Dora Luz Haw
 
EXTRACTO GRATUITO

La estructura de diez cuartos, un piso intacto de lajas de basalto, algunas escaleras, cerámica, objetos de vidrio, tres campanas para ahuyentar a los malos espíritus, un dado, una semilla de olivo quemada y unas 200 monedas entre otros elementos, han sido encontrados por los arqueólogos mexicanos que trabajan en las ruinas de la antigua ciudad de Magdala, pueblo natal de María Magdalena.

En cinco meses, los expertos liderados por la arqueóloga de la Anáhuac del Sur, Marcela Zapata en colaboración con expertos del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, realizaron un mapeo de las 3 hectáreas de terreno que explorarán en este pueblo ubicado a la orilla del Mar de Galilea, en Israel.

Por primera vez, un equipo de especialistas mexicanos obtuvo el permiso de la Autoridad de Antigüedades de Israel para desarrollar exploraciones arqueológicas en esta área donde en septiembre de 2009 fueron encontrados restos de una sinagoga del siglo primero.

Ayer, Zapata presentó los avances de esta investigación de arqueología bíblica, que está en marcha gracias a la colaboración de jóvenes voluntarios comandados por expertos como los arqueólogos Luis Alberto Barba Pingarrón y Linda Manzanilla, y que es financiada por "bienhechores", de todo el mundo.

Son los Legionarios de Cristo, quienes atienden el Instituto Pontificio Notre Dame de Jerusalén, dirigido por el mexicano Juan María Solana, quienes impulsan fuertemente esta iniciativa que corre paralelamente a su intención de crear un centro de peregrinaje en este sitio.

Uno de los objetivos de este trabajo, que tiene licencia por tres años, es identificar usos y costumbres de la población y actividades de tipo doméstico ritual.

Actualmente la labor de los arqueólogos se entiende como una minuciosa cirugía, ya que ha implicado un registro detallado que permitirá más adelante interpretar la información recuperada y construir la historia del sitio.

La primera etapa, explicó Barba Pingarrón, consistió en hacer un mapeo por medio de un reconocimiento de la superficie a través de una fotografía aérea, la ubicación de desniveles, la medición del campo magnético...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA