El fin de las ilusiones en la 'otra' Alemania - 29 de Noviembre de 2006 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 195220367

El fin de las ilusiones en la 'otra' Alemania

Autor:Ricardo Pohlenz
 
EXTRACTO GRATUITO

Sin haber tenido un verdadero recorrido por los festivales europeos, la ópera prima del joven realizador alemán Florian Henckel von Donnersmarck, La vida de los otros (Alemania, 2006), vino a convertirse en un éxito inmediato en su país. El tema: la realidad social y política en la República Democrática Alemana, no deja de ser de actualidad en una nación que todavía resiente haber sido dividida como botín de guerra.

Se trata, por supuesto, de un embellecimiento de la vida en la Alemania oriental (como lo fue ¡Adiós Lenin!, de Wolfgang Becker, película con la que ha sido comparada). Pero esto no deja de reconocerlo el propio realizador como una necesidad de retratar no sólo lo malo, para transitar más allá de lo lugares comunes que han definido la imagen de los estados socialistas.

Henckel von Donnersmarck ha tenido una preocupación formal por conseguir el retrato de la vida cotidiana. Muchos exhabitantes de ese mundo, tan "idílico" como lleno de represión, han dado fe de las semejanzas conseguidas.

El enfoque "embellecedor" del director sirve de contraste para el absurdo que surge de la última desconfianza posible de un Estado totalitario frente a su población: la invasión de la vida privada.

La acción se desarrolla en los años ochenta, en un momento en el que se desconoce la inminente caída del socialismo. Brillan como centro de la vida cultural las figuras del escritor Georg Dreyman (Sebastian Koch), que tiene el prestigio de ser uno de los pocos autores que es leído fuera del bloque, y su compañera, la actriz Christa-Maria Sieland (Martina Gedeck). Enamorado de ésta, el ministro de Cultura (Thomas Thieme) pide investigar a Dreyman para sacarlo del camino. El capitán Gerd Wiesler (Ulrich Mühe) se encargará de llenar de micrófonos el apartamento de Dreyman. No...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA