En flagrancia / Heridas internas - 25 de Febrero de 2019 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 768655953

En flagrancia / Heridas internas

Autor:Gustavo Fondevila
 
EXTRACTO GRATUITO

La semana pasada tres personas de la misma familia (dos mujeres y un hombre) resultaron lesionados tras una pelea en la vivienda de uno de ellos en la Colonia Viento Nuevo (Ecatepec). La riña comenzó por el supuesto maltrato de una de las personas heridas a uno de sus propios hijos. Los otros familiares intervinieron y el asunto llegó a los golpes. Y los jalones, puñetazos, gritos y reproches terminaron en lesiones... Alguien fue a buscar ayuda con la Policía Municipal (en una gasolinera cercana) y los agentes decidieron llevar a todo el mundo a la Fiscalía General de Justicia. Allí la riña terminó con otras tres personas puestas a disposición del Ministerio Público, para deslindar responsabilidades.

Esta vez hubo suerte pero a principios de mes, una mujer murió de un disparo en medio de una pelea familiar en la colonia San Antonio Zomeyucan (Naucalpan).

FAMILIAS VIOLENTAS

Parecen casos excepcionales pero lo cierto es que las peleas familiares violentas son la marca registrada de las denuncias por lesiones en el Edomex. Y la Ciudad de México no se queda atrás: todavía se recuerda la más célebre riña familiar de los últimos años en la colonia Pedregal de Santa Úrsula (Coyoacán) donde una simple pelea terminó en una batalla campal entre 30 familiares y 100 granaderos de la SSP (leyó bien). La fiesta comenzó en una casa, siguió con un llamado a la Policía (por los gritos y ruidos), siguió con la llegada de una patrulla, ataque a los policías, llegada de refuerzos del sector Xotepingo, y un sinfín de arrestos (9 personas inclusive menores), traslados a la Coordinación Territorial Coyoacán 2, decomisos (cinco motonetas, una pistola calibre .32 mm) y ambulancias del ERUM para los heridos.

Este cuadro pintoresco (de película costumbrista) tiene un costado oscuro. Las lesiones -como delito- en la CDMX tienen una tasa de incidencia superior (1.7) a algunas formas de robo (1.2) -como el carterismo- y al robo total de vehículo (1.0) -Envipe/INEGI-.

De nuevo, leyó bien: hay más denuncias por lesiones que por robo de autos. Y lo peor es que un porcentaje sustantivo de esas lesiones son causadas por riñas familiares, lo que en criollo significa...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA