La flor de las mezclas - 14 de Septiembre de 2009 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 204841719

La flor de las mezclas

Autor:Eduardo Plascencia
 
EXTRACTO GRATUITO

La frescura y acidez de sus ingredientes hacen que las margaritas sean empleadas como aperitivo o para acompañar platillos de la cocina tradicional mexicana.

Preparada con tequila, jugo de limón, licor de naranja y hielo molido en su versión original, esta bebida tiene múltiples interpretaciones realizadas por restauranteros del País que aprovechan la variedad de frutas mexicanas.

De acuerdo a Esther Nakash, propietaria del restaurante Villa María, las claves para que la margarita haya trascendido el tiempo y los gustos son la combinación de acidez del jugo de limón con la potencia aromática del tequila, que resulta en un sabor poco alcohólico y muy afrutado.

“Es un coctel perfecto, ya que la combinación entre el dulzor de las frutas y la acidez del limón abren el apetito y son excelentes para comenzar un banquete tradicional mexicano.

“El tequila redondea la bebida y la hace ideal para maridar con platos bañados de salsas espesas o ligeramente ácidas. Cualquiera de las nuevas versiones es buena para el maridaje, pero la original sigue siendo la mejor por la elevada acidez del limón”, comenta Nakash.

Para demostrar las posibilidades creativas de la margarita, Nakash diseñó en exclusiva nuevas versiones que emplean frutos nacionales dulces y ligeramente ácidos.

Entre los nuevos sabores están el de tuna molida, preparado con tequila añejo para incrementar la complejidad aromática; y el de pepino con chile piquín, que recuerda a la botana servida con jugo de limón y chile en polvo y puede servirse como entrada de una comida formal.

Otras opciones son la margarita de horchata con escarchado de canela y azúcar que puede beberse durante la comida.

También ofrece una versión exótica con el perfume de los litchis naturales y que puede acompañar postres como el arroz con leche o calabaza en dulce.

Francisco Jiménez, bartender de Villa María, sugiere que por sus sabores amaderados y fuerza en el retrogusto, el tequila reposado es el mejor tipo del destilado para preparar margaritas. Su potencia gustativa combina, hace más profundo el dulzor de las frutas y permite que se mantenga una textura consistente al momento de molerlas.

Confusión creativa

Investigadores en todo el mundo la consideran como la representante mexicana de la coctelería mundial, sin embargo, existen distintas hipótesis sobre su creación.

La primer teoría relata que en 1926 durante la celebración del Año Nuevo en el bar Tommys Place, en Ciudad Juárez, Chihuahua, una de las invitadas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA