FRONTERA INVISIBLE / Legislar por goteo y con sentido común - 27 de Enero de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 243998319

FRONTERA INVISIBLE / Legislar por goteo y con sentido común

Autor:Sergio Muñoz Bata
 
EXTRACTO GRATUITO

A unos días de la masacre en Tucson, en la que un hombre armado con una pistola con capacidad para disparar 30 balas mató a 6 personas e hirió a otras 14, el condado de Los Ángeles, California, se estremeció con nuevos incidentes de violencia armada.

La primera escaramuza tuvo lugar cuando un grupo de personas llamó a la Policía para reportar que unos individuos armados con pistolas y rifles habían entrado a un restaurante local. Cuando la Policía arribó nada pudo hacer para desarmarlos. Los pistoleros se le enfrentaron verbalmente aduciendo, con razón, el derecho que les otorga una ley estatal de portar armas con la condición de que estas permanezcan visibles y descargadas. Y luego protestaron porque la Policía intentó verificar que en efecto el arsenal que portaban estaba descargado. El problema para la gente que va a un restaurante con su familia y tiene que convivir con los empistolados es que no hay manera de saber si las armas están descargadas, si quienes las portan están en su sano juicio y, además, si no son delincuentes.

Qué ironía que en pleno siglo 21, todavía exista gente que insiste en mantener costumbres que no eran permitidas ni en el viejo Tombstone, Arizona, de la época de Wyatt Earp. En ese entonces, los pistoleros que llegaban al pueblo tenían que dejar sus armas en la oficina del alguacil o bajo el resguardo del único

hotel que había, el famoso Grand Hotel. De hecho, un poco antes de la famosa batalla del O.K. Corral, un juez había multado a una de las víctimas por caminar armado por las calles del pueblo cuyo nombre en español significa lápida.

Unos cuantos días después del incidente con los pistoleros, en una escuela secundaria localizada a corta distancia del restaurante, sucedió una tragedia. De la pistola que un joven de 17 años escondía en su mochila salió un disparo que hirió a dos jóvenes que estaban en el mismo salón de clases, una de ellas fue herida de gravedad. Las investigaciones preliminares indican que el disparo pudo producirse accidentalmente cuando el joven buscaba algo en la mochila y que el dueño de la pistola era el padre del menor de edad.

Al día siguiente, por otro rumbo pero dentro del mismo condado de Los Ángeles, un ataque a balazos contra un policía escolar provocó el cierre de una decena de escuelas del área por varias horas mientras la Policía rastreaba al gatillero. El motivo del ataque no ha sido esclarecido pero en la balacera pudo haber más muertos y heridos. El policía herido salvó la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA