Froylán M. López Narváez/ Conspiraciones - 21 de Febrero de 2001 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 81215267

Froylán M. López Narváez/ Conspiraciones

Autor:Froylán M. López Narváez
 
EXTRACTO GRATUITO

"Hay quienes me han dicho que equivoqué la táctica con el movimiento zapatista; que mi propuesta de paz lo fortaleció. En todo caso, nada hubiera sido, ni sería más grave, que encerrarse en la funesta conspiración del silencio. Esa época ya pasó", esto sostuvo el presidente Vicente Fox al hablar ante 'sus compañeros de armas', en ocasión, anteayer, del "Día del Ejército".

Se estimó bien que Fox hablase rotundamente, con precisión, haciendo saber su pensamiento y el de sus consejeros. Varias de sus afirmaciones poseen la legitimidad de la moral humanista y de los valores que puede aportar, la política de la tolerancia y de la comprensión.

No todos sus dichos son convalidables. Se entiende que para paliar enojos y frustraciones, más de un espíritu militaroide que militar haya expresado que en operativos de repliegue hubo provocaciones zapatistas. Es erróneo tildar de provocación a las actitudes y reproches de quienes han sufrido allanamientos, cercos, hostigamientos, desalojos, vejaciones, prostitución, saqueos de bienes y de condiciones sociales, en la propia casa.

Fox insiste en argumentar que con su gobierno se inicia una nueva era (período extenso; eras: la cenozoica, la arcaica, la mesozoica). Induce a pensar y a creer que han cambiado las formas de vida y de cultura, las vidas de la mayoría. No ha pasado nada de eso. El sistema neoliberal, capitalista, sigue vigente; los regímenes constitucional, moral y económico no han sido alterados. Mejor dice cuando afirma que se trata de una nueva etapa.

También es plausible solicitar terminación de reyertas y de venganzas. Iniciar la conciliación, no la reconciliación, pues nunca ha habido, ni antes de la Conquista Española, relaciones pacíficas entre los nativos originales de estas tierras. Pero se puede conciliar mucho, bajo muchas condiciones.

Las conspiraciones contra los indios y entre los indios son atávicas; también los indígenas de Europa no paran de conspirar los unos contra los otros. Las pugnas mortíferas entre "españoles" no cesan; lo mismo entre irlandeses y británicos o contra gitanos y otras asociaciones humanas. Todos los indígenas, ¡viva Perogrullo!, de sus propias tierras, son crónicas: las disputas por negocios, territorios, culturas, yacimientos de petróleo, oro, comercio con vacas cuerdas y con vacas locas, monedas, bancos, gobiernos es una historia sin fin el pleito humano.

Ya puede hablarse de un amplísimo reconocimiento de la aceptación de la Marcha Zapatista. A pesar de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA