George Baker / Dos precisiones - 24 de Octubre de 2013 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 470811898

George Baker / Dos precisiones

Autor:George Baker
 
EXTRACTO GRATUITO

Dos precisiones, por favor.

La primera. El PRI y el PAN, sin decirlo directamente (así, de costumbre), piensan que los candados puestos en la Ley Reglamentaria del Artículo 27 en el Ramo del Petróleo en 1958 fueron, y siguen siendo, inconstitucionales. Y tienen razón. Es más, los cambios posteriores en 1960 en el texto constitucional del mismo Artículo, que claramente fueron inspirados por los cambios en la ley reglamentaria de 1958, eran, y siguen siendo, no sólo inapropiados, sino incoherentes. Al parecer, el legislador tenía tanta prisa que no cuidó debidamente el lenguaje del nuevo texto. Resultó que prohibió "contratos" -así, nomás- sin especificar el tipo de contrato que tuviera en mente. Como quedó el Artículo, Petróleos Mexicanos no puede contratar. Claro que nadie presta atención a este oxímoron constitucional.

Los dos partidos quieren limpiar la Constitución con una finalidad clara: el alcance del Artículo 27 se limita a definir que la propiedad del subsuelo es, y será, del Estado, o sea, del pueblo mexicano. El punto que se debe aclarar es que el Artículo rige el petróleo in situ -y nada más.

Es incorrecto que el texto de este Artículo señale otra cosa cualquiera. No es el lugar para tratar la manera de extracción, por quién y mucho menos los términos comerciales. Para ello existe el Artículo 134, en cuyo texto se debe de agregar que el Gobierno, al otorgar un contrato, debe de tomar en cuenta no sólo precio, calidad y financiamiento, sino también el modelo comercial del licitante.

Así que con esta limpieza quedarán restaurados el intento, lenguaje y sentido común del Artículo. Y la gran responsabilidad de determinar los marcos legales, regulatorios y comerciales de la extracción y comercialización de petróleo quedará en las manos del Congreso y el Ejecutivo.

La otra precisión se trata de las futuras alianzas petroleras en México entre Pemex y las grandes petroleras que -un día, tarde o temprano- llegarán bajo un esquema de licencia o contrato para explorar los 500 mil kilómetros cuadrados en aguas profundas. Las petroleras -digo yo- sólo van a entrar en alianzas con un Pemex 2.0. Van a rechazar cualquier oferta de aliarse con una dependencia del Gobierno federal.

El Pemex 2.0 tiene que ser una empresa mercantil de capital mixto. No es asunto de privatizar a Pemex; tampoco es cosa de cambiar el carácter jurídico de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA