Guadalupe Loaeza / El diablo en México - 4 de Junio de 2019 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 790112445

Guadalupe Loaeza / El diablo en México

Autor:Guadalupe Loaeza
 
EXTRACTO GRATUITO

Dice el papa Francisco que: "El diablo le tiene bronca a México, es verdad. Las persecuciones a los cristianos que son persecuciones que en otros países de América no se dieron con tanta virulencia ¿por qué en México? Algo pasó ahí. Como si el diablo le tuviera bronca a México ¿no? porque si no, no se explica tanta cosa". Lo anterior lo dijo al ser cuestionado sobre qué consejo le daría al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, respecto a la escalada de homicidios en nuestro país. Cuando la espléndida reportera Valentina Alazraki le preguntó al pontífice su opinión acerca de los pactos con los narcotraficantes como una alternativa para cesar la violencia en México, el papa Francisco le contestó: "A mí me suena mal. Es como si yo para ayudar a la evangelización de un país, pactara con el diablo, hay pactos que no se pueden hacer. El pacto político debe hacerse por el bien del país". (El País, mayo 28).

La verdad es que la declaración del papa me preocupó. De alguna manera me hizo recordar la famosa frase de Mario Ruiz Massieu, quien tuvo que investigar el asesinato de su hermano José Francisco Ruiz Massieu, ex secretario general del PRI: "Los demonios andan sueltos, y han triunfado" y también evoqué el libro Historia del diablo de Daniel Defoe (autor de Robinson Crusoe). Me temo que el pontífice y Ruiz Massieu tienen razón, según el libro El Diablo en la Conquista, de Edmundo O'Gorman con la presentación, transcripción y edición de Manuel Ramos Medina y publicado por el Centro de Estudios de Historia de México Carso. A lo largo de 268 páginas el lector descubrirá en la obra apuntes inéditos de O'Gorman acerca del diablo, en los que comenta pasajes de textos de Fray Bartolomé de las Casas, Fray Bernardino de Sahagún, Francisco Cervantes de Salazar, Bernal Díaz del Castillo, entre muchos. En lo personal lo que más me llamó la atención del libro en cuestión fueron las cartas de Hernán Cortés y de Cristóbal Colón, así como las crónicas de los franciscanos y de los dominicos en donde hablan de las apariciones del diablo y de cómo es terco; terco como Andrés Manuel López Obrador y como Donald Trump (ambos están endemoniados porque creo que ninguno de los dos está bautizado...). Bien decía San Agustín: "los demonios son muy...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA