La huerta de Europa - 6 de Junio de 2008 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 202282243

La huerta de Europa

 
EXTRACTO GRATUITO

Staff

Con el reto de incrementar la presencia cultural y económica de las regiones españolas en México, la embajada de España recibió la visita oficial del gobierno de la región de Murcia.

Esta región está enclavada en el sureste de la península ibérica y que en sus casi 12 mil kilómetros de extensión es parte del territorio conocido como el Al-Andalus, zona española bajo la dominación musulmana.

Murcia, cuya principal actividad comercial es la exportación al viejo continente de legumbres y hortalizas, como la alcachofa y calabacines, cuenta con más de mil 500 millones de euros (24 mil 433 millones de pesos) en ganancias generadas por la industria agrícola, lo que le valió el mote de La Huerta de Europa.

Esta provincia cuenta desde hace años con un intensivo plan de expansión internacional de algunas áreas de su economía local, aparte de la agrícola, como la industria farmacéutica y de navegación, además del deseo por dialogar con otros países en temas como el aprovechamiento del agua para los cultivos intensivos y la agricultura ecológicamente responsable.

Juan Antonio Pellicer, chef encargado de los bocadillos ofrecidos en la recepción de la residencia de la embajada de España, cuenta con una larga trayectoria como representante de la cocina murciana en otras partes del mundo y con un grado superior de cocina en Alicante.

Pellicer dedica la mayor parte de su tiempo a la formación de nuevos cocineros murcianos en la Escuela de Hostelería y Turismo del Instituto de Educación Secundaria en la localidad de Cartagena y señala que, al igual que en México, ha existido un notable incremento del número de jóvenes que se aventuran a estudiar gastronomía.

"La más reciente evolución de la gastronomía mundial y su efecto en las nuevas generaciones se debe a la aparición de la figura del chef propietario y la gastronomía murciana se encuentra en el punto de transformación donde los nuevos cocineros se arriesgan al abrir espacios combinando vanguardia y tradición" comentó.

Con la presencia de un compañero académico y dos de sus alumnos, Pellicer ofreció a los presentes una variedad de 15 tapas que demostraron su apuesta por la combinación entre tradición regional y modernidad en las técnicas.

Entre los bocadillos ofrecidos se destacaron: un envuelto de morcilla en pasta filo con mermelada de jitomate, cucharillas de ravioli de zarangollo (relleno de calabacín, cebolla y huevo), una bebida preparada con café, leche condensada, brandy, licor 43, canela y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA