La industria del vestido y la confección - 2 de Septiembre de 2000 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 81040467

La industria del vestido y la confección

Autor:Concepción Delgado
 
EXTRACTO GRATUITO

Los tratados comerciales, la creciente tecnología, la calidad de la mano de obra mexicana y el apoyo de instituciones como la Cámara Nacional de la Industria del Vestido han hecho de la industria que se encarga de vestir a los mexicanos y a muchos extranjeros una de las más prolíficas y desarrolladas del país.

De acuerdo a Raúl García Tapia, director general de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido, los productores nacionales de prendas de vestir se dividen actualmente en dos grandes grupos: aquellos que exportan y aquellos cuya producción va dirigida al mercado nacional. Cada uno de estos grupos se topa con ventajas y desventajas dentro de su trabajo.

"Los productores nacionales han sufrido durante los últimos cinco años las consecuencias de la crisis económica por la que ha atravesado el país", afirma García Tapia. "De hecho, calculamos que actualmente se está vendiendo únicamente el 85 por ciento de la cantidad de ropa que se vendía en 1994, fundamentalmente por dos razones: la crisis económica y por consecuencia la cancelación de créditos, y la competencia desleal que existe dentro del País".

Sin embargo, dado que el vestir es una de las necesidades básicas de la humanidad, las empresas dedicadas a la confección han sabido sostenerse a pesar de los obstáculos a los que se han enfrentado, y hoy en día representan uno de los sectores más importantes dentro de la producción nacional, contando con aproximadamente 13 mil empresas.

Las compañías de confección mexicanas que se dedican a la exportación son sin duda alguna las que mayor crecimiento han tenido a lo largo de los últimos años, principalmente gracias al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá.

"La industria del vestido ha sido un sector ganador por el Tratado de Libre Comercio. En 1994 existían cerca de 250 mil empleos generados por la industria, en 1998 el número de empleados se elevó a 551 mil, y a finales de 1999 existían ya 615 mil trabajadores que laboraban dentro de la industria del vestido", señala el experto.

Un alza tan importante en el número de empleados de la industria a pesar de la disminución del consumo nacional se debe a la creciente exportación que se ha venido dando a lo largo de los últimos cinco años, principalmente a Estados Unidos, país que recibe el 95 por ciento de las exportaciones mexicanas.

Este "boom" en las exportaciones comenzó en 1995. En aquel entonces las exportaciones se basaban principalmente en maquilas, es decir, prendas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA