EL INFORME OPPENHEIMER / Nicaragua en camino al neosomocismo - 18 de Marzo de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 260793158

EL INFORME OPPENHEIMER / Nicaragua en camino al neosomocismo

Autor:Andrés Oppenheimer
 
EXTRACTO GRATUITO

El Presidente Daniel Ortega tiene tan solo 36 por ciento de apoyo en las encuestas y enfraenta cada vez más acusaciones de abuso de poder y corrupción. Pero durante una visita de tres días a Nicaragua, no encontré a nadie que dudara de que Ortega ganará con facilidad las elecciones del 6 de noviembre.

Ortega se enfrentará con una Oposición fragmentada, de cuatro candidatos, encabezada por el ex Presidente Arnoldo Alemán y el empresario radial Fabio Gadea, con 23 por ciento y 17 por ciento de apoyo de los votantes, respectivamente. Según las reglas de juego confeccionadas a medida del Presidente por organismos electorales controlados por Ortega, éste podría ganar las elecciones con apenas 35 por ciento de los votos.

La opinión generalizada entre la clase política nicaragüense es que Ortega, el ex comandante guerrillero que gobernó durante una década después de la revolución sandinista de 1979, y que posteriormente fue electo para volver al poder en 2006, violó la Constitución recientemente al recurrir a tretas legales para lograr presentarse como candidato para un segundo mandato consecutivo.

Pero tras obtener una dudosa cobertura legal de un tribunal electoral controlado por el Gobierno, y con dinero en efectivo gracias a los fondos enviados por el Presidente venezolano, Hugo Chávez, quien, según se estima, envía alrededor de 500 millones de dólares anuales a Nicaragua, Ortega parece invencible.

La economía creció 4.5 por ciento el año pasado y se espera que este año crezca al menos 3 por ciento. Eso, sumado a los precios récord de las exportaciones de café nicaragüense, y al dinero de Chávez -gran parte del cual son fondos discrecionales, no incluidos en el presupuesto del Gobierno- le ofrecen a Ortega un impresionante fondo de campaña.

"En este momento, no se ve una Oposición capaz de desafiar a Ortega", me dijo Carlos Fernando Chamorro, el conocido periodista televisivo que publica el semanario político Confidencial. "La Oposición es débil, y está dividida".

Pero eso no es todo, para mi sorpresa, la comunidad empresarial parece aliviada con Ortega, quien a diferencia de su benefactor, Chávez, no ha nacionalizado ni confiscado grandes empresas privadas.

Muchos empresarios con los que hablé me dijeron que, pese a sus incendiarios discursos anticapitalistas y antiimperialistas, Ortega ha mantenido un Banco Central semiindependiente y recibe créditos del Fondo Monetario Internacional (FMI), aceptando sus condiciones de manejo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA