El Informe Oppenheimer / Las remesas como arma electoral - 29 de Marzo de 2004 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 82039827

El Informe Oppenheimer / Las remesas como arma electoral

Autor:Andrés Oppenheimer
 
EXTRACTO GRATUITO

Las remesas fueron una pieza clave de la estrategia electoral con que el Presidente electo de El Salvador, Tony Saca, ganó las elecciones del 21 de marzo. Y es una estrategia que podría ser usada muy pronto por candidatos presidenciales proestadounidenses en México, Colombia, Ecuador y otros países cuyas economías dependen significativamente de los fondos que envían los trabajadores emigrantes en Estados Unidos a sus familiares en sus países de origen.

En efecto, la campaña electoral del partido gubernamental de derecha ARENA en El Salvador aseveró que si el candidato izquierdista Shafick Handal del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) ganaba las elecciones, se arruinarían las relaciones de El Salvador con Estados Unidos. Como resultado, una buena parte de los 2.3 millones de salvadoreños en Estados Unidos correría el riesgo de ser deportados, y se interrumpiría el flujo de unos 2 mil 200 millones de dólares anuales en remesas a sus familiares en El Salvador.

Uno de los típicos anuncios televisivos a favor de Saca que salió al aire repetidamente en los últimos días de la campaña electoral mostraba a una pareja salvadoreña de clase media, que recibía una llamada angustiada de su hijo en Los Angeles.

"Mamá, sólo quería decirte que estoy muy afligido", decía el joven. "¿Por qué?", le preguntaba su madre. "Porque si Shafick llega a ser Presidente de El Salvador, yo podría ser deportado, y tú no recibirías las remesas que te estoy enviando", respondía el joven.

Mientras tanto, funcionarios salvadoreños declaraban a la prensa que gracias a las buenas relaciones del partido gobernante con Estados Unidos, el Gobierno del Presidente Bush había renovado repetidamente el Estatus de Protección Temporal para los miles de indocumentados salvadoreños en Estados Unidos. Estas renovaciones periódicas, decían los funcionarios salvadoreños, terminarían si Handal llegara a la Presidencia.

El partido gobernante de El Salvador recibió una ayudita de sus amigos conservadores en Washington. El representante Thomas G. Tancredo (R-Col) declaró en el Congreso antes de las elecciones que una posible victoria del FMLN "significaría un cambio radical" en la postura de Estados Unidos respecto de las remesas a El Salvador. Altos funcionarios del Gobierno de Bush no fueron tan específicos, pero confirmaron que una victoria de la izquierda dañaría las relaciones entre Estados Unidos y El Salvador.

¿Interfirió el Gobierno de Bush en las elecciones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA