Inician vuelo invernal - 31 de Julio de 2000 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 81017598

Inician vuelo invernal

Autor:Luis Homero Echeverría
 
EXTRACTO GRATUITO

En los últimos 30 minutos de juego, las Aguilas emprendieron el vuelo para resolver el enigma de Monarcas Morelia y recuperarse de un desventurado primer tiempo, al derrotarlo por 4-3, enmedio del rigor arbitral.

Los azulcremas comenzaron el Invierno 2000 con una victoria, a pesar de que su funcionamiento no resultó el conveniente en el inicio del cotejo, perdiendo balones en el medio campo y abriendo su defensiva para las descolgadas de los atacantes del cuadro rival.

Fue Gerardo Mascareño quien trató de darle la proyección ofensiva a Monarcas, en constantes arribos por el costado izquierdo, quemando primero a Nicolás Ramírez, a quien el técnico americanista, Alfredo Tena lo inició en esa posición.

Los visitantes mostraron mayor dinamismo, con movimientos a los espacios sin balón y valiéndose del contraataque para marear a la zaga central de las Aguilas, en especial a Duilio Davino, que batalló para frenar a José Antonio Noriega.

Y junto a él, Alex Fernández funcionó como un delantero retrasado que obligó a las modificaciones del estratega águila para el complemento.

Ahí rescató América un partido que comenzó perdiendo. Tena mandó a Ramírez a la contención para apoyar a Germán Villa y aprovechar el corredor izquierdo a la ofensiva, así las Aguilas se adueñaron de la cintura y el toque lateral, en corto, pasó a ser frontal por la distribución de Fabián Estay, con trazo largo hacia la carrera que emprendía Frankie Oviedo.

El volante colombiano escribió en el césped un productivo estreno como americanista, al rubricar dos tantos; el primero con demostración de técnica al quitarse la marca y fusilar al guardameta Angel David Comizzo.

En el banquillo contrario, el consanguíneo Luis Fernando Tena también se la jugó con el cambio de piezas y de inmediato el hondureño Carlos Pavón respondió con un tanto.

Justo cuando el marcador registraba el 3-2 favorable al local, y Morelia daba señales de nueva vida, entró en acción el trabajo arbitral. Eduardo Brizio disparó sendas tarjetas rojas a Pavón y Flavio Davino, en los minutos 74 y 78 por faltas por detrás sobre Fabián Estay y Jesús Mendoza, respectivamente, aún cuando percibió de lejos ambas acciones.

Con nueve hombres enfrente, el panorama se facilitó para el América, manejó con seguridad el balón, canalizó los espacios y se descaró al ataque, pero sólo obtuvo un mediano balance positivo de la superioridad numérica al marcar el gol que aseguró el triunfo.

Porque Morelia no cesó en su ánimo. Con la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA