Jorge Alcocer V. / Avance al pasado - 6 de Octubre de 2015 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 583924606

Jorge Alcocer V. / Avance al pasado

Autor:Jorge Alcocer V.
 
EXTRACTO GRATUITO

En el marco de las negociaciones que dieron lugar a la reforma electoral de 2007-2008, el entonces subsecretario de Gobernación, Florencio Salazar Adame, se reunió con diputados y senadores para exponer el proyecto de la Cédula de Identidad, que contemplaba vincularla con programas sociales. Los legisladores de oposición rechazaron el proyecto, los del gobierno (PAN) manifestaron reservas. Ante los desacuerdos, el asunto fue pospuesto.

Al año siguiente, en Reforma (08/12/09), me referí al primer contrato que la Segob otorgó a la empresa venezolana "Smartmatic", para comprar los equipos destinados a obtener, de los mayores de 18 años, las huellas dactilares de los 10 dedos, las del iris de ambos ojos y una fotografía de alta resolución, para con esos datos biométricos dar inicio al Registro Nacional de Ciudadanos y expedir el "documento que acredite la ciudadanía mexicana", al que, desde 1990, se refiere el artículo 36 de la Constitución.

En reacción a mi artículo fui invitado por el secretario de Gobernación a platicar del tema; después de dialogar cada uno mantuvo su opinión. Semanas después el presidente Calderón anunció el arranque del proyecto, pero ante las críticas de los consejeros del IFE y la reacción de los partidos opositores, que llegó en litigio ante la SCJN, metió reversa y decidió iniciar con menores de edad. En Guanajuato, Calderón entregó la primera cédula de identidad de un menor. Era un montaje mediático.

Durante casi tres años el presidente Peña Nieto y su secretario de Gobernación dieron por hecho, en repetidas ocasiones, que el proyecto seguía adelante. Una y otra vez ambos gobiernos (Calderón y Peña) eludieron el problema de la convivencia entre la credencial para votar del IFE/INE y la cédula de identidad. El voluntarismo se impuso en el gobierno panista, el silencio en el actual. Nadie sabe cuánto ha gastado el gobierno en el proyecto; se habla de 2 mil 300 millones de pesos, o más.

En su primer acto público, Humberto Roque Villanueva, nuevo subsecretario de Población en la Segob, anunció que la cédula de identidad se cancela por ser inviable. Consecuencia: a la basura van los miles de millones de pesos gastados. No hay rendición de cuentas, el proyecto y sus...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA