Jorge G. Castañeda / Yoani y las miniturbas - 14 de Marzo de 2013 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 427614374

Jorge G. Castañeda / Yoani y las miniturbas

Autor:Jorge G. Castañeda
 
EXTRACTO GRATUITO

Obviamente suceden en estos días cosas más importantes en México y en el mundo que la visita a nuestro país de Yoani Sánchez, la disidente cubana. Lo que es más, si no fuera por los enloquecidos y anacrónicos empleados y acólitos de la embajada Cubana que la interpelaron en Puebla y en el Senado, ni siquiera nos hubiéramos enterado de que la famosa bloguera y columnista de El País pasó por México en su vuelta al ruedo con el nuevo pasaporte. Con la esperada y venturosa excepción de Ciro Gómez Leyva, Francisco Garfias y Carlos Puig, no he visto columnas en la prensa mexicana comentando su presencia o sus puntos de vista, y eso que nuestra comentocracia suele tener algo que decir sobre absolutamente todo lo imaginable.

Dicho esto, para los que no quitamos el dedo del renglón, sí conviene reflexionar sobre tres aspectos de la gira internacional de Sánchez, y en particular de su visita a México. En primer lugar, como ya se dijo, tanto en Brasil como ahora en Puebla y en la Cámara alta del Congreso, aparecieron las miniturbas castrófilas para lanzarle epítetos, papelitos, banderitas y demás tonterías. Lo interesante del caso no es que todavía existan semejantes idiotas, sino que la embajada de Cuba y, por tanto, el gobierno isleño piensen que ganan algo hostigando a los disidentes que ellos mismos han ensalzado y ahora han dejado salir más o menos libremente del país. Resulta increíble que La Habana pueda imaginar un solo instante que los loquitos en cuestión reflejan "el repudio del pueblo de México" (o de Brasil, de España, de Estados Unidos, o de cualquier país en el mundo), a los "mercenarios", a la "gente del imperialismo", a los "vende patrias", a los "lacayos proyanquis". El nivel de ocio, insensibilidad e ignorancia que muestra una decisión de este tipo (sí confirmada por la revista brasileña Veja, pero obviamente no investigada por ningún medio en el caso de México) es inverosímil. En segundo término, es preciso resaltar, como ya lo ha...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA