Juan Ciudadano / Jueces de Chihuahua - 31 de Enero de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 245136011

Juan Ciudadano / Jueces de Chihuahua

Autor:Juan Ciudadano
 
EXTRACTO GRATUITO

La combinación de una explicación sencilla sobre las causas y una indignación profunda por el desenlace trágico no es el mejor punto de partida para revisar el sistema de justicia de Chihuahua.

La historia que ha permeado en la sociedad va así: de todo el País, Chihuahua es el estado donde la reforma a la justicia penal se ha implementado más a fondo; este "nuevo" sistema da muchas garantías al inculpado, es por eso que Sergio Barraza quedó libre tras el asesinato de Rubí Freyre para después matar a la madre de ésta, Marisela Escobedo.

Cuando una explicación como ésta tiene eco es fácil predecir el resultado: el reclamo de una parte de la sociedad por suspender la implementación de la reforma a la justicia penal hasta en tanto no resolvamos cómo acotar el "hipergarantismo".

Este País ya no está para tan burdos diagnósticos que siempre nos llevan a malos remedios. La realidad es muy distinta. Por un lado habría que decir que si la justicia en México no es lo que quisiéramos es precisamente porque acarreamos lastres del hiperformal sistema escrito que no hemos terminado de abandonar.

Y por el otro tenemos que reconocer que si los pasos que llevaron a la absolución de Sergio Barraza se han podido analizar y discutir con todos los elementos sobre la mesa, es porque el nuevo sistema facilita el escrutinio del proceso penal. Si las muertes de Rubí y Marisela van a servir para mejorar la justicia en México será a partir de separar con claridad lo que pertenece al viejo sistema -que no dejamos de abandonar- y lo que es atribuible al nuevo, que no termina de nacer.

Lo que sigue igual

La presunta confesión de Barraza no fue rendida ante un tribunal sino ante la policía, inmediatamente después de su captura. Este tipo de confesiones no valen ni en el nuevo ni en el viejo sistema.

Hay doctrina y experiencia práctica sobre por qué las confesiones ante la policía no deben ser tomadas como una prueba definitiva. La regla no es nueva.

En este misma línea, también se critica de la actuación de los jueces su falta de capacidad para interpretar las declaraciones de Barraza cuando en la audiencia del juicio pide perdón a la madre de Rubí. Incluso asumiendo que la crítica es válida y que los jueces no actuaron con la flexibilidad suficiente, lo que estaríamos viendo detrás de esta rigidez no sería un elemento característico del sistema oral adversarial, sino más bien una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA