Juan Enríquez Cabot / Padrísimo... - 1 de Agosto de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 308620370

Juan Enríquez Cabot / Padrísimo...

Autor:Juan Enríquez Cabot
 
EXTRACTO GRATUITO

Padrísimo denota no solo lo bueno o adecuado, sino lo divertido, inesperado, imprevisible, maravilloso. Traducido al inglés la palabra es awesome. Y la Awesome Foundation es realmente una obra padrísima. Es idea sencilla que se esparce rápidamente a nivel global.

Esta no es tradicional fundación con lujosas oficinas, encorbatados ejecutivos, grandes campañas de recaudación de fondos y espectaculares carteles que cacarean macrologros por doquier. No necesitas ser billonario para pertenecer. Al contrario, la fundación empezó con una discusión de café... Básicamente un sujeto le dijo a una susodicha... Tal me platicó hoy su plan para X, Y, Z ... Y ella dijo "¡Padrísimo!". Y otro dijo... Sería bueno hacer eso. Alguien más comentó "no sería muy caro". Y de repente, en un par de horas, un grupúsculo de veinteañeros fundó, en Boston, el primer capítulo del Awesome Foundation. No le pidieron permiso a nadie. Sencillamente actuaron.

La idea es estúpidamente sencilla. Cualquiera llena una formita en el internet. Toma 10 minutos. La pregunta básica... "Preséntanos una idea padrísima". Una vez al mes se juntan los 10 fundadores de un capítulo, leen las ideas y la idea más padre del mes recibe mil dólares. Punto.

La elegancia de la idea es su sencillez. Diez personas ponen 100 dólares por mes. Votan. Quien recibe no necesita reportar, explicar, ampliar. Cero burocracia. Vaya, el donativo ni siquiera es deducible por lo cual no hay necesidad de reportes, auditorías, formatos. Gobierno, no te metas. El donativo se entrega en efectivo en bolsita de papel, ni siquiera hay recibo. Y precisamente por eso es una idea que rápidamente se esparció a Berlín, Calgary, Edmonton, Londres, Melbourne, San Francisco, Zúrich...

El ingenio humano es tal que mucho emprendedor, con 1,000 dólares, hace maravillas. El capítulo NY le dio a Mike Kelberman dinero para empezar una compañía. Su sueño es modificar las pequeñas cabinas donde metes unos pesos y te tomas cuatro fotos. Pero en vez de lidiar con todos los químicos e impresiones, las nuevas cabinas toman fotos electrónicas. La foto no sale impresa sino que se coloca automáticamente en Flickr, en la red, y con copia a todos tus amigos, si quieres.

En Los Ángeles el capítulo local de la fundación decidió apoyar la compra de unas tablitas de madera, un taladro y harta cuerda. Acto seguido Jeffrey W y sus amigos se esparcieron por toda la ciudad y empezaron a colgar columpios. Sin permiso, sin plan, por todos lados. Bajo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA