Juan E. Pardinas / Rapsodia Morena - 11 de Noviembre de 2018 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 745014897

Juan E. Pardinas / Rapsodia Morena

Autor:Juan E. Pardinas
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

¿Qué tienen en común Freddie Mercury y Andrés Manuel López Obrador? Uno fue el vocalista estrella del grupo de rock Queen y el otro es el presidente electo de México. El primero fue un músico británico de origen indio, el otro un político mexicano oriundo de Tabasco. Por más que hagamos un esfuerzo es casi imposible encontrar un paralelo en las biografías de dos personajes tan disímbolos. Sin embargo, la película Rapsodia Bohemia contiene una escena con un diálogo genial, donde el líder de una banda de rock puede dar una lección útil para un jefe de Estado.

Freddie Mercury se había separado del grupo de músicos que le dio fama y fortuna, pero su carrera como solista fue un amargo fracaso. En su intento por salvar a la banda, el vocalista convocó a una junta con sus excompañeros para pedir disculpas y buscar reunificar al grupo. Su monólogo de mea culpa fue más o menos así: "Fui despreciable, engreído y egoísta, un imbécil básicamente. Podría flagelarme... o simplemente preguntarles qué necesitan para perdonarme... contraté a mucha gente y les decía exactamente qué quería que hicieran y el problema fue que lo hicieron. No hubo ningún rechazo, ninguna edición. En pocas palabras, los necesito... y ustedes a mí". El divo del rock reconoció los riesgos de que nadie lo cuestionara con preguntas incómodas. Su liderazgo sin contrapesos había transformado su talento musical en una mediocridad. ¿Qué le puede enseñar la experiencia de Freddie Mercury a AMLO?

En estos largos y tumultuosos meses, desde el contundente triunfo de Morena, queda claro que el Presidente electo está urgido de tener en su entorno cercano a personas dispuestas a decirle la neta. Hay verdades incómodas, pero al enunciarlas en voz alta se pueden descifrar los efectos indeseados de cada decisión. Al parecer, la cancelación del aeropuerto de Texcoco se tomó sin considerar todos los problemas que se engendrarán con este improvisado acto de autoridad.

Va como muestra un pleito judicial. Si la consulta pública carece de sustento legal para romper los contratos del NAIM, un tribunal administrativo podría establecer que las consecuencias resultantes de este acto tampoco tienen bases legales. Si un funcionario aprueba el uso de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA