Luces, Cámara, Atención... / Dispuestos a morir por lo que se ama - 17 de Agosto de 2003 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 81983179

Luces, Cámara, Atención... / Dispuestos a morir por lo que se ama

Autor:Olivia Núñez Orellana
 
EXTRACTO GRATUITO

Tal como atestiguamos hoy en día, las guerras tienen una secuela a veces más injusta, más absurda y más cruel que los propios enfrentamientos. Hay encuentros que no se libran en el campo de batalla.

Berlín afines de la Segunda Guerra Mundial, un oficial americano es enviado a Alemania para interrogar al Dr. Wilhelm Furtwangler, el mejor director de orquesta de todos los tiempos, que parece haber apoyado al régimen Nazi durante la guerra por las supuestas controversias y acusaciones de complicidad con el régimen Nazi.

Los continuos interrogatorios no parecen llevar a ningún lado, pero en el proceso de cuestionamiento que hace el oficial al músico, encontramos un enjambre de ambigüedad moral y la aparente disyuntiva entre la pasión por la música y las convicciones políticas.

Réquiem por un Imperio, cinta escrita por Ronald Harwood, guionista también de la película El Pianista y dirigida magistralmente por István Szabó, nos da oportunidad de una reflexión sobre nuestra conducta práctica, muchas veces ambivalente. Nos presenta la disyuntiva entre actuar conforme a las propias convicciones hasta el límite de renunciar a lo legítimo o el acomodar la moral a las circunstancias, justificando nuestro humano deseo de quedarnos con "todo lo que anhelamos".

Más allá de las posturas políticas complicadas en sí mismas y la consideración de la música como un agente cultural transmisor de ciertos valores, esta película nos lleva al terreno intrincado de la realidad más humana, que en su esencia combina inexplicablemente los matices de gris en los sentimientos y las valoraciones que experimentamos.

No podemos entendernos, ni entender la realidad, como una manifestación pura de lo blanco y lo negro, que se decide sin conflicto. Sino que tenemos que maniobran en un enjambre de ambigüedad y luchar cotidianamente para que nuestros principios no sean una deseable apariencia, sino una congruencia entre lo que deseamos y lo que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA