Manuel J. Jáuregui / Ni agua ni luz - 13 de Marzo de 2019 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 772165405

Manuel J. Jáuregui / Ni agua ni luz

Autor:Manuel J. Jáuregui
 
EXTRACTO GRATUITO

Como ustedes ya saben, estimados lectores, en Venezuela la situación se ha puesto color de hormiga: no hay AGUA ni ELECTRICIDAD y la población está pasando momentos de extrema carencia, angustia y miedo. Ello porque el Gobierno de Maduro ha soltado milicias, que allá llaman "colectivos", que han lanzado ataques contra la población, y un prominente y popular periodista radiofónico, Luis Carlos Díaz, fue detenido -y después liberado- por organismos de inteligencia del Estado.

De la misma manera, el Gobierno, embusteras, mentirosas y manipuladoras como son las dictaduras, pretendía culpar al Presidente legítimo, Juan Guaidó, de "sabotaje" y de la falta de agua y electricidad. Por otra parte, ninguna razón ofreció el Gobierno de Maduro para justificar esta detención.

Mientras, Estados Unidos RETIRÓ a todos sus diplomáticos para hacer recapacitar al represor Maduro: "Nos aporta una mayor flexibilidad de acción". Traducido al Fortran, quiere decir que existe una real posibilidad de que pueda haber cocolazos y que a Maduro los marinos norteamericanos lo saquen a cachetadas de Caracas.

La situación actual en Venezuela, dicen en medios diplomáticos, se parece ya muchísimo a la de Libia antes de la caída de Gaddafi, quien capturado por los rebeldes, hartos de su dictadura, sufrió una muerte de lo más indigna cuando le fue insertado un palo por salva sea la parte anatómica.

Ahora que eso de culpar a la Oposición (Guaidó) de lo que expertos afirman que es la incompetencia de un Gobierno para hacer funcionar correctamente la infraestructura, es algo tomado verbatim del manual nazi.

En 1933, Hitler y los nazis no creyendo en los procesos democráticos mandaron quemar el Reichstag (Parlamento) y le echaron la culpa a un pobre güey holandés, quesque comunista. Lo cual dio pauta para mandar arrestar y enviar a campos de concentración a todos sus oponentes y rivales políticos. Al pobre chavo holandés, que ni la debía ni la temía, lo juzgaron, lo mandaron a la guillotina, y muerto el perro se acabó la rabia. Hitler se hizo dictador de facto, sin ningún contrapeso... y el resto es historia.

Esto es lo que pretenden las fuerzas pro maduristas: crear el caos quitándole luz y agua al pueblo para luego culpar a Guaidó, a quien...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA