Manuel J. Jáuregui / 'Modelo sustentable' - 7 de Febrero de 2019 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 762631061

Manuel J. Jáuregui / 'Modelo sustentable'

Autor:Manuel J. Jáuregui
 
EXTRACTO GRATUITO

Permítannos primero, estimados lectores, pintarles completo al animal para que dimensionen su peligrosidad.

  1. - Debe 107 mil millones de dólares.

  2. - Es la empresa de su clase más endeudada del mundo, con una relación deuda-EBITDA de casi cuatro a uno y al mismo tiempo es la menos productiva.

  3. - De hoy a finales de mayo debe conseguir financiamientos por 3.5 mil millones de dólares y más de 10 mil millones para el resto del año en curso.

  4. - No ha mostrado utilidades desde el 2007 y lleva CATORCE años consecutivos con un declive en su producción.

  5. - Recientemente la calidad de sus bonos (deuda) ha sido degradada peligrosamente cerca al grado "chatarra".

  6. - Los planes de "rescate" hasta hoy anunciados para esta entidad apenas y suman unos 3 mil 500 millones de dólares y no han generado optimismo en los mercados por INSUFICIENTES.

  7. - Esta empresa le genera al Gobierno federal aproximadamente el 20 por ciento de sus ingresos por los impuestos que le aplican a su producción.

¿De quién hablamos? Si pensaron "PEMEX", estimados lectores, le acertaron en seco y se llevan el premio presidencial al "conservadurismo".

Contrario a lo que dijo la respetable dama Rocío Nahle, quien no quiere hablar mal del camello, Pemex NO ESTÁ "MEJOR QUE NUNCA", como afirmó temerariamente.

La Sra. Nahle y su marido trabajaron muchos años en PEMEX en el complejo Pajaritos; sí sabe algo de las entrañas de la empresa, de lo que no sabe es de finanzas.

Para ser claros, la empresa (PEMEX) está con un pie al borde de un precipicio y el otro en una cáscara de plátano.

Literalmente, el futuro de PEMEX depende hoy totalmente de lo que anuncie el Gobierno federal respecto a un "paquete de ayuda" que pudiera consistir en una rebaja a los impuestos que le paga al Gobierno federal.

Esto podría darle un respiro temporal a PEMEX, pero estrangularía los ingresos del Gobierno federal, por lo que lo único que lograría tal medida es transferir la bronca financiera de una empresa "descentralizada" al mismo Gobierno federal, que de por sí ya nada en deuda.

Vaya, equivale al proverbial "cavar un hoyo para tapar otro".

A decir de los expertos inversionistas que siguen de cerca la condición financiera de PEMEX, lo que se necesita es mostrar a la satisfacción de la comunidad financiera internacional un "modelo sustentable" de ayuda a PEMEX.

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA