Mejoran... en opacidad - 27 de Febrero de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 256976782

Mejoran... en opacidad

Autor:Martha Martínez
 
EXTRACTO GRATUITO

En el año 2001, la Auditoría Superior de la Federación denunció irregularidades en el manejo financiero del Fondo Nacional de Fomento al Turismo. El órgano fiscalizador determinó que, según los registros contables, los recursos estaban siendo utilizados para pagar viáticos de funcionarios públicos cuyas actividades eran ajenas a los objetivos del fondo.

"Tiene registrados gastos que indebidamente pagó con recursos de la partida 3601 'Gastos de Propaganda', los cuales fueron destinados a cubrir el consumo de alimentos de 27 funcionarios bajo el concepto de atención a inversionistas o clientes, en cuya comprobación no se señala el motivo ni los inversionistas atendidos", señala el Informe de Resultados de la Revisión de la Cuenta Pública del año 2000.

Una década después, el informe de la ASF muestra que, lejos de atender la observación, algunas dependencias encargadas de administrar fondos y fideicomisos, como Fonatur, dejaron de registrar sus operaciones financieras, reduciendo con ello la posibilidad de que los auditores detectaran posibles irregularidades en el uso de los recursos.

"De la información enviada por 16 centros contables se desprende que en algunos casos utilizaron partidas y conceptos que no existen en el 'Clasificador por Objeto de Gasto' para justificar erogaciones, omitieron el nombre del deudor o de la entidad a quienes se les otorgó el importe de la inversión, reportaron como saldo inicial cifras en cero a pesar de que vienen operando de años anteriores y no reportaron los movimientos que afectaron sus operaciones", indica el Informe de Resultados de la Revisión de la Cuenta Pública del año 2009, dado a conocer el pasado 16 de febrero.

Expertos aseguran que, en materia de fiscalización, en México se han dado dos fenómenos importantes: la limitada repercusión de las observaciones de la ASF en el mejoramiento del ejercicio público y la sofisticación de los mecanismos que los funcionarios utilizan para cometer irregularidades.

"Obviamente hay un comportamiento estratégico de funcionarios que dicen 'ya sé que el camino es por acá, entonces busco la manera de hacer más difícil la detección de irregularidades'; eso claramente está pasando, pero se presenta en cualquier burocracia, no es exclusivo de la mexicana, cuando la burocracia ve por dónde llega el toro, aprende a torearlo", advierte Guillermo Cejudo, profesor investigador de la División de Administración Pública del Centro de Investigación y Docencia Económicas.

Enfoque analizó los resultados de 230 auditorías realizadas en los últimos 10 años. El resultado muestra que además de las observaciones que se repiten año con año, diversas dependencias comenzaron a adoptar nuevos formatos y procesos que dificultaron la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA