Memorias de La Silla / México en tiempos de Guerrero - 25 de Marzo de 2018 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 706724197

Memorias de La Silla / México en tiempos de Guerrero

Autor:Guadalupe Loaeza
 
EXTRACTO GRATUITO

Contamos el domingo pasado cómo era México hace casi 190 años, en 1829, cuando gobernaba nuestro país el general Vicente Guerrero, quien estuvo en el poder menos de un año.

El primer Presidente, Guadalupe Victoria, había terminado su mandato dejando al país en una incertidumbre muy grande, pues por entonces se aprobó la expulsión de los españoles. Los militares republicanos tenían un odio terrible por los españoles, así que sin importarles si estaban o no a favor de la independencia, se aprobó una ley en que se ordenaba que dejaran nuestro país. Muchos de ellos se fueron en barco hacia Nueva Orleans. Se dice que a causa del vómito, murió la mitad de los españoles que se encontraban en aquel puerto. Todo esto lo aprendimos en el maravilloso libro de Francisco de Paula de Arrangoiz, México desde 1808 hasta 1867, el cual seguiremos ojeando este domingo.

México se encontraba en una situación de lo más difícil. Para colmo, el gobierno español de Fernando VII no dejaba de conspirar. Ese monarca odiaba profundamente al gobierno de nuestro país, así que apoyó a un ejército de más de 3 mil hombres con la intención de reconquistar México. Entonces, le pidió al general Isidro Barradas que lo encabezara con el fin de desembarcar en Altamira, Tamaulipas, y desde ahí encaminarse a la capital mexicana y tomar el poder. Los españoles pensaban, equivocadamente, que los mexicanos extrañaban el poder español y que todos se sublevarían contra Vicente Guerrero, de ahí que se decidieran a llevar a cabo esta invasión, la cual sería el último intento de los españoles por reconquistar nuestro país. Con lo que no contaban los invasores era con las enfermedades de la estación: el mismo vómito que mató a los españoles exiliados prácticamente acabó con su ejército. Para colmo, Barradas llegó a Tamaulipas sin conocer a nadie, así que poco después reconoció su derrota y abandonó nuestro país.

Pero lo que no faltaba entonces eran problemas. El gobierno no nada más tenía dificultades internas, pues la cantidad enorme de generales en todos los estados era una fuente constante de posibles sublevaciones. España todavía era un gobierno amenazante, pero entonces nacía el verdadero tema de las relaciones diplomáticas, el cual ha sido constante a lo largo de dos siglos: Estados Unidos. En ese entonces, el ministro Joel Roberts Poinsett era el encargado de los asuntos de Washington en México, y él fue uno de los personajes...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS