Mier: entre la nada y la narcoguerra - 9 de Diciembre de 2010 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 231917231

Mier: entre la nada y la narcoguerra

Autor:Benito Jiménez
 
EXTRACTO GRATUITO

Enviado

REYNOSA.- Ciudad Mier quedó en medio de la nada y de la guerra.

La organización criminal de Los Zetas ocupó el estado de Nuevo León y se apropió de Nuevo Laredo, tras su separación del Cártel del Golfo, refieren mandos del Ejército.

Para ir de Reynosa a Nuevo Laredo y a Nuevo León... hay que pasar por Ciudad Mier.

En ese municipio, Los Zetas mantuvieron al margen, por meses, al Cártel del Golfo que pretende arrebatarle Nuevo Laredo e incursionar en Nuevo León, establecen datos militares.

"Por eso este pueblo se convirtió en el centro de batalla, por eso la gente se fue, se vio afectada por los eventos violentos de estos grupos. El Cártel del Golfo pretende ampliar sus plazas", advierte un mando militar que encabeza los puestos de control militar en Ciudad Mier.

Esa guerra, reconoce el jefe castrense, comenzó desde febrero y se redujo con su arribo a Ciudad Mier en noviembre.

"Eso ya pasó, la gente tiene confianza otra vez en regresar y nos expresa su gratitud. Desde el 24 de noviembre en Mier no hay balaceras ni enfrentamientos", asegura el comandante a cargo de los operativos que ahora apuntan al sur de Tamaulipas. Para evitar más "Miers", dicen.

Desde noviembre, los operativos militares se han ido extendiendo a Nuevo Laredo, Nueva Ciudad Guerrero, Miguel Alemán, Valadeces y Díaz Ordaz, donde apenas esta semana abatieron a seis sicarios.

En el puesto de control denominado "Los Ángeles", el comandante a cargo con grado de Coronel expone la situación de violencia en la carretera conocida como "La Ribereña", que va de Reynosa a Nuevo Laredo.

"Esta zona es de alta incidencia delictiva, aunque ha bajado la intensidad, ha bajado el tránsito de gente que se dedica a la delincuencia, hay menos tensión.

"A nuestra llegada a Tamaulipas tuvimos varios enfrentamientos (entre Ciudad Mier y Ciudad Alemán), ya está más tranquilo", indica el mando.

En este filtro militar se observa el proceso. Se le indica al conductor del vehículo que disminuya su velocidad. A los costados del puesto de control se pueden apreciar soldados armados con fusiles Barret calibre 50 y fusiles ligeros que apuntan hacia donde sus compañeros realizan las inspecciones.

"Apague su motor y descienda, se va a llevar a cabo una revisión en el marco de la Ley Federal de Armas", le dice un militar a don Fernando, un agricultor de Miguel Alemán.

Don Fernando desciende de su camioneta sonriente. "Ah ya era hora de que llegaran estos señores, estuvo complicado vivir en la zona. No...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA